jueves, 30 de julio de 2009

Mas sobre la gripe porcina


¿Por qué empezó llamándose gripe porcina y ahora se llama gripe A ?
Porque los productores de carne de cerdo se han quejado y son muy poderosos. No quieren que nadie les estropee su negocio. Y los gobiernos y los mass media acceden a ello.

Ya me ha llegado por muchos lados la misma información:
el tamiflú es un negocio no un remedio.

No pienso ponerme ninguna vacuna contra ninguna gripe. Cada invierno mi madre se la pone y a los 15 días empìeza a moquear, toser ... en fin con gripe...Yo le digo que por qué se la pone...Es muy cobezota y se la sigue poniendo.

Creo que ya todos sabemos que la gripe aviar de hace unos años o porcina de este es muchísimo menos letal que la gripe normal que padecemos todos los años. Pero hay grandísimos intereses económicos detrás que se benefician del miedo o pavor que provocan día tras día el machaque de los telediarios . Por otra parte, los gobiernos temen ser acusados de irresponsables si no dan respuesta a la presión de los medios de comunicación. Pero la verdad es que no existe ninguna pandemia como tal. Lo que pasa en Argentina no se debe tanto a la gripe como a la miseria y desnutrición escandalosa que padecen millones de personas que viven en el país mayor productor de carne del mundo! Esa es la lectura que deberíamos hacer, no qué horror la gripe, sino qué horror y qué vergüenza la desnutrición de un pueblo que se muere de hambre junto a montañas de carne que caminan por la Patagonia... pero eso no lo escuchareis en los telediarios.

Para mi lo peor no es la enfermedad en sí, sino lo que ha dado origen a esta enfermedad. Algo que ningún medio de masa se ha molestado en mostrar, dar a conocer...porque de nuevo hay muchos intereses económicos detrás. Los lobbies de las empresas cárnicas porcinas, Smithfield Foods Inc. es la mayor del mundo, en España controla el 24% de Campofrío, son muy muy poderosos. Hay crisis, no conviene remover nada...

Si quereis conocer la causa, el origen de esta enfermedad recomiendo leer el estupendo artículo de Le monde Diplomatique , un medio que tiene toda mi credibilidad:
http://www.mondiplo.com/isum/Direct.jsp?ISUM_Shortcut=MONDIPLO_EDITORIAL

Acompaña una pared canaria que parece un cuadro.

sábado, 18 de julio de 2009

Sobre la propiedad privada

Decía el padre de mi amiga Mireya:

" Solo los cuidados justifican la propiedad."

Desde luego era un gran señor.

Me encanta esta frase.

Cuando veo perros atados y solos, en parcelas, jardines o polígonos industriales.

Cuando paso por las zonas costeras españolas y veo esos campos de almendros abandonados y descuidados, a la espera de ser arrancados gracias al próximo plan de urbanismo

Cuando veo casas desocupadas, desconchadas, desvencijadas...

o incluso

Cuando decimos MI hijo, MI mujer, MI marido, MI madre..... como si nos pertenecieran

yo también pienso que solo los cuidados justifican la propiedad.

Solo si cuidamos podemos pretender ser dueños.


Acompaña una maravillosa flor cuyo nombre ignoro del pequeño jardín botánico de la isla de la Gomera.

Emilio Botín es muy pobre

Según me dijo un amigo, cuando Botín juega al golf, va corriendo de hoyo en hoyo.

¡Claro! Va corriendo y pensando time is money, corre Emilio, corre.

No tiene tiempo. Es un hombre muy pobre, solo tiene dinero.

Pero no solo él, mucha gente ya no tiene tiempo para nada. Corren a atender lo urgente, y dejan lo importante.

La luz




La luz siempre vence a las tinieblas.
Imaginaros una habitación con todas sus ventanas abiertas inmersa en la más completa oscuridad. La luz de una simple vela encendida en su interior atravesaría las ventanas y alteraría esa oscuridad. Las más profundas tinieblas aunque fuesen infinitas jamás podrían entrar en la habitación y vencer la frágil llama de esa vela.

Por muy pequeña que sea, la luz siempre vence a las tinieblas.

domingo, 12 de julio de 2009

Me gusta Marc Fumaroli













Marc Fumaroli es un pensador francés que dice cosas muy interesantes. Extracto una entrevista del Babelia del 11 de julio:

Fumaroli: Desde Homero hasta Joyce, desde Platón y Aristóteles hasta San Agustín y Santo Tomás, todos estos pensadores nos permiten mirar el mundo en que vivimos con distancia, con una mirada crítica, y no quedar encerrados en nuestras .ilusiones. Hay toda una corriente ciega que sostiene que el mundo moderno se ha desarrollado gracias al egoísmo. Hay que buscar por otros lados, convencernos de que el camino que hemos tomado no es el bueno.

P. ¿Cuándo perdimos el camino correcto?

Fumaroli: Lo perdimos con la filosofía anglosajona del siglo XVIII, con Locke y Adam Smith, entre otros. En el fondo, el mundo de ahora es el mundo del todos contra todos, en el que han desaparecido todos los referentes de verdadera grandeza, en el que la admiración, la emulación o la educación es imposible.

La culpa va a ser la ideología que sostuvo el imperio colonial inglés, esa tan aplaudida "revolución industrial" fue una guerra colonial económica que sentó las bases de esta sociedad en la que estamos sumidos: money y solo eso makes the world go round y para ese fin todos los medios son válidos. Eso que llaman en las empresas "objetivos" sean cuales sean los "daños colaterales".

Cada uno debe aprender por sí mismo. Los jóvenes no poseen nada que les haya sido transmitido por las generaciones precedentes y ellos no transmitirán nada a los que les vendrán después.


Terrible afirmación, ¿no? Por eso mi sueño es hacer un colegio, un centro de enseñanza, un lugar donde formarse y crecer espiritualmente.


P. En su último libro publicado en Francia, París-New York et retour, compara la cultura americana y la europea.

R. No tanto la cultura en el sentido universal como la imagen. Considero que la imagen y por tanto la imaginación se encuentran en la base del conocimiento humano. Así que me pregunté dónde se encuentran las imágenes contemporáneas y las he estudiado a la luz del pasado. Y me he dado cuenta de que estamos sumidos en un régimen de imágenes, en principio, feas, sin futuro, de una materia pobre, digital, que se emiten en pantallas, que son efímeras. Y están por todos lados, nos asaltan desde que nos levantamos de la cama. Y esto condiciona nuestra imaginación, la constriñe.

Y yo me pregunto: En la Edad Media no había imágenes, solo en algunas iglesias. Rodeado solo de la realidad ¿tenía el hombre medieval más imaginación?

prosigue la entrevista:


P. Así que somos más pobres en cuanto a imágenes que en el siglo XVII, por ejemplo.

R. Efectivamente, porque las de ahora son imágenes industriales que ejercen una presión irresistible. Yo soy un apasionado del arte. Y creo que las imágenes comerciales que nos invaden, y sus hermanas gemelas, las que están en las galerías de lo que se denomina "arte contemporáneo", no son en realidad arte: son mero producto de la técnica y del mercado. Imágenes artísticas hay muy pocas. Antes, tenían el poder de educar los sentidos y la sensibilidad. Y eran, cómo decir, más nutritivas desde el punto de vista artístico que el océano en el que nosotros estamos sumergidos.

De nuev0 se plantea Qué es arte?, está de moda.


P. Usted ha acuñado el término cultura pizza. ¿Qué significa?

R. Responde a la idea de que no ya no hay tradición nacional, tradición local, de que todo debe ser mestizo, un collage, una instalación, un vídeo, de que todo debe ser una mezcla, de que todo debe ser kitsch. La alta cultura, a lo largo de los siglos, ha estado unida a la tierra, al aire, a la misma luz de un lugar que permanece. El hombre necesita una cultura para adaptarse a la naturaleza. En un mundo completamente técnico como el nuestro nuestra relación con la naturaleza casi ha desaparecido.

No puedo estar más de acuerdo. Pero no creo yo que esto sea casual, o accidental. Al contrario. Todo gira entorno a generar dinero. Contemplar la belleza de la naturaleza es gratis. Pero la publicidad suele incidir en la necesidad de ir a otro lugar para contemplarla. Adjunto imágenes de la sierra de Madrid donde suelo ir a ver la puesta de sol y la salida de la luna. en el pack vienen gratis todas las estrellas.




video

videofile:///C:/Users/Pilar/AppData/Roaming/Microsoft/Internet%20Explorer/Quick%20Launch/Launch%20Internet%20Explorer%20Browser.lnk


P. Es usted muy pesimista

R. No. No soy pesimista, porque los pesimistas creen que la humanidad está completamente corrompida y que avanza hacia la autodestrucción. Yo no creo eso: la humanidad tiene un fondo tan excelente como desastroso. Pero ese fondo excelente tropieza con la megalomanía, la ambición desmesurada o, simplemente, con la maldad egoísta. Entre esas dos fuerzas se libra siempre un combate. Y los pocos que tienen algo noble dentro de ellos, lejos de desesperarse, se esfuerzan en compensar esa pulsión autodestructiva de la otra parte. Esa lucha está representada en esas dos parejas de personajes alegóricos, una de Rabelais y la otra de Cervantes: Pantagruel es un gigante generoso y Panurge es un tipo egoísta, avaro, vengativo, mezquino y tramposo. No se puede entender la humanidad sin esos dos polos opuestos.

Sólo en el paraíso o en la utopía uno encontraría un mundo poblado sólo de pantagrueles. La otra pareja, claro, es Don Quijote, ese idealista español, esa suerte de Cristo caballeresco, y Sancho, presa de sus pequeñas ambiciones. La diferencia entre las dos parejas es que mientras Pantagruel y Panurge son completamente antitéticos, Don Quijote y Sancho no lo son del todo. Sancho tiene un lado muy simpático y, además, el sentido común que le falta a Don Quijote. Cervantes es relativamente más filantrópico que yo. Yo estoy más cerca de Rabelais y de Swift. -

París-New York et retour. Voyage dans les arts et les images. Marc Fumaroli. Fayard. París, 2009. 638 páginas. Acantilado lo publicará en 2010 (París-Nueva York, ida y vuelta. Viaje a través de las artes y las imágenes), así como La diplomacia del espíritu y La república de las letras. Su último libro editado en España es Las abejas y las arañas: la querella entre los antiguos y los modernos (traducción de Caridad Martínez, Acantilado, 2008).































LAS MENTIRAS DEL SEXO


Antonio Galindo ha publicado en editorial Kairós, con portada de Diego Baselga, este estupendo ensayo que desentraña todos los clichés relacionados con el sexo y la pareja y hace descubrir los mecanismos emocionales ocultos que muchas veces nos destrozan, preocupados como estamos todos por ser "normales" para que nos quieran.
Altamente recomendable. También tiene un blog.
http://www.mentirasdelsexo.com

martes, 7 de julio de 2009

Carta de amor


La diosa de los peines después de la tormenta peina suavemente las nubes que, desgajadas ellas, posan tranquilas sobre las montañas y los valles donde se secan lentamente con el sol.

Es todo un arte que requiere la paciencia y la experiencia de una hetaira de los tiempos de Pericles.

Su destino no era ser lavandera de dos perras la canasta sino otro más grande y peligroso.

La ira le rinde homenaje.

Se doblega ante su arte.

Puede que alguna vez un rayo haya querido arañarla

pero siempre lo cogía como quien enhebra una aguja

y lo reposaba en su pecho donde siempre quedase dormido.

Tu eres esa diosa…….

loca de mi alma
alma que me disloca
coca cola de mi ser
sirvienta de mi pene
peñíscola de miocardio
carbón de mi hoguera
otero de mis distancias
llévame a los fuegos
que sequen mis lágrimas
de amor por tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii
iiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.



Dos camelias del jardin del palacio de Caprarola.

viernes, 3 de julio de 2009

VIAJAR y RECORDAR

en alusión a los comentarios de Pilar y de mi santo del artículo de junio Preguntas de turistas, hoy escribo:

Viajar y recordar es lo mismo. El recuerdo es un viaje, en nuestra memoria; que parece ser que es lo que somos, memoria.

Esto del viaje es mucho más profundo de lo que parece, en él se expresa la necesidad del hombre de encontrarse a sí mismo, de saber quién es. El viaje exterior es una proyección del viaje interior que se suele realizar cuando viajamos.

¿Por qué viajan los turistas? preguntaba mi santo. No tiene que ver con el grado de cultura del turista. Cada cual viaja a su nivel, ve lo que ve. Intuye que hay ahí algo importante. Aquel que preguntaba por el Guernica en colores recordaba un cuadro en colores. Es fantástico ¿no? En realidad él vió más que yo.

Me pongo a pensar y creo que esto de viajar es muy antiguo, La Odisea, ni más ni menos. Dicen que no la escribió Homero, sino que él, en torno al 900 a.C. recopiló tradiciones orales mucho más antiguas . Es decir que el hombre siempre ha soñado con viajar, ha necesitado viajar. Si recordar es viajar, y somos principalmente eso, memoria, qué es del presente, del ahora?

Esto contradice a todos los que dicen que ahora es ahora y que es lo que hay y nada más, ni pasado, porque ya terminó, ni futuro, porque todavía no es...
La necesidad de viajar puede ser también la necesidad de escapar al presente, a este ahora que nos frustra e impacienta.

Creo que no hay nada más parecido a un turista que un peregrino. En realidad, los turistas actuales se comportan igual. Visitan uno tras otro lugares sagrados (ciudades con sus museos), con actitud seria y devocional, donde se conservan imágenes mágicas (no hay más que ver la devoción que despiertan ciertos iconos como la Mona Lisa) que conceden un poder especial al que ha tenido la suerte de contemplarlas, compran amuletos (souvenirs), y todo esto en un itinerario que parece un verdadero camino de peregrinación. Entre la mini torre Eiffel y la mini Virgen del Pilar que se pone sobre la televisión, no hay mucha diferencia.

Al final, regresamos a casa con la profunda convicción de que hemos mejorado,nos hemos superado, hemos ganado en muchos aspectos. Si no fuera así, no nos gastaríamos fortunas en viajar.

Por supuesto, la publicidad de toda la industria que gira alrededor de esto y que mueve millones influye en la configuración de una necesidad social, tal vez de imagen, de apariencia, de fíjate a qué sitio increíble me he ido de vacaciones.
Pero creo que no es suficiente explicación. En mi opinión, tiene que haber una necesidad más profunda sobre la que se apoya todo este tinglao.

Si visitar museos corresponde a una peregrinación espiritual, viajar al Caribe u otras playas corresponde al mito del Buen Salvaje y del retorno al Paraíso perdido. Así nos lo venden porque así funciona en el inconsciente del viajero. El turista típico de estos lugares pasa 11 meses trabajando como un esclavo para poder estar 15 días en el paraíso, una cosa le compensa de la otra. O por lo menos debería.

Esto ya lo decía Yung: nuestra mente funciona con arquetipos, es decir modelos que se repiten en todas partes y épocas, y el viaje es uno de ellos.

Las imágenes adjuntas son una obra de Isaac Montoya vista en Arco 2009. A simple vista
el espectador veía una imagen alegre y colorida, pero una vez que lo mirabas a través del celofán rojo o azul aparecía una imagen bien diferente.
Esto lo decía Kant hace mucho tiempo: la realidad en sí misma es incognoscible,porque la percibimos a través de nuestros sentidos, luego la vemos deformada por nuestra propia experiencia.