domingo, 29 de septiembre de 2019

Los límites de ELVIRA ROCA BAREA: La conspiración JUDEOMASÓNICA

Ayer en la II Jornada sobre LEYENDA NEGRA en El Escorial no cabía un alfiler en la gran aula magna del Colegio Alfonso XII, decorada con los cuadros más grandes del mundo.

Organizaba el Ateneo Escurialense.




Allí estábamos muchos de los ilusionados con este nuevo tsunami del siglo XXI, el de la Hispanidad que por fin se pone de pie dentro de sí misma al enterarnos de nuestra grandeza y de cuánto nos han mentido, para destruirnos, como Hispanidad, pero también como Cristiandad.

Me llamó la atención que, de todos los ponentes, ninguno se había preparado nada nuevo, nada especial. Todos tiraron de que saben mucho y tienen muchas tablas. También fue llamativo que ninguno, pero ninguno, tocó el tema del ataque a la Cristiandad que sostiene y explica los 500 años de Leyenda negra, un asunto fundamental, radical, de raíz que, sin embargo, nadie consideró interesante tocar, y además estando celebrando el evento
EN EL MONASTERIO DEL ESCORIAL.

Este es sin duda mi principal reproche a la jornada de ayer.

A pesar de ello, fue, con todo,  un encuentro ameno y provechoso.

Me encantó descubrir a tres outsiders expertos en el tema y que hacen un gran trabajo en Twitter:
Ingenieros y biologa pasan horas de su vida explicando y desmontando en sus cuentas de Twitter la infame Leyenda negra. Sus cuentas son:

  • @Ruta_Elcano – Cuenta en memoria de la expedición de Elcano
  • @HernnCortes – Alter ego y avatar 2.0 de Hernán Cortés
  • @alquicel – Investigadora de la vida cotidiana. Rompiendo mitos.


El que dejó mucho que desear fue el mexicano  Don Jorge Hernández, encargado de Cultura de la Embajada de México, muy gracioso y chistoso él,  pero engreído y pagado de sí mismo en la misma proporción. Criollo, pero con escasísima o nula sangre indígena, no creyó oportuno decir que la élite actual mexicana es secretamente racista, a diferencia de aquellos primeros españoles que se mestizaron desde el minuto uno.

Tampoco entonó, como funcionario del insultante AMLO, el esperado mea culpa que todo mexicano de la élite debe hacer en un entorno de desmontaje de Leyenda negra: reconocer que el desastre actual es plena responsabilidad de los mexicanos, que el legado español es grandioso y que desde la mal llamada "independencia" han ido cuesta abajo y sin frenos, perdiendo, nada más empezar, la mitad de su territorio a manos de los gringos, desde casi dos siglos ya, para quedar, sumidos como están, en la delincuencia, el abuso de poder y la corrupción endémica. Llegué a pensar que todas sus bromas no eran sino para evitar hacer ese mea culpa. De hecho, lo poco que dijo fue dicho como si él no fuera parte de esa élite mexicana que prefiere tener la piel blanca. 

La figura más esperada de la jornada fue Elvira Roca Barea, la autora del best seller (¡más de 200.000 ejemplares ya! ) de Imperiofobia y Leyenda negra, libro que está en el origen de que este tema, que llevaba siendo denunciado hace años por muchos autores, haya saltado a la primera plana, pasando a estar en boca de cientos de miles de hispanos. Todo un mérito, Sra. Roca, que ya aplaudí en su momento en este blog.

Ayer también, tuve la evidencia de que esta simpática  historiadora malagueña, que reconoció ser nieta de un Grado 33..., tiene un límite a su desvelamiento de la verdad: la conspiración judeomasónica. De eso sí que ni hablar. Lo niega todo de plano; también quedó claro que le molesta el tema y empieza a retorcerse en la silla en cuanto llegó la pregunta del público (porque si no es por el público, ella JAMÁS lo menciona). 

Según ella, el único problema de la masonería en España es que no es española y que, al ser pro francesa o pro inglesa, eso hace que los masones pues.... no sean patriotas. Punto pelota. Ya está.
Según Roca Barea, si los masones fueran patriotas no habría ningún problema. Casi llega a decir que la culpa de que los masones españoles hayan sido tan nocivos es....  de los españoles.

La verdad es que no sé si dice eso por ignorancia o cinismo. 

Y no va más allá. No se pregunta ¿por qué no hay masonería española que sea patriota? ¿por qué la masonería francesa o inglesa tiene tanto poder en España, que puede provocar tantos desastres? ¿cómo funciona la masonería que los masones españoles son capaces de perjudicar a su madre patria y quedar impunes, siempre impunes? ¿por qué es un tema tabú? ¿por qué Franco siempre hablaba de esa conspiración? ¿acaso era tonto o loco? 

Son preguntas interesantes, digo yo. Pues no. No. Eso no se toca

En cuando a la primera parte de la conspiración de los innombrables, no dijo ni esta boca es mía. 
Eso sí que es super tabú. No puede ni siquiera nombrarlos.

Esto me ha hecho comprender que si ha sido un éxito editorial es porque no ha tocado ninguno de esos límites,  ni lo masónico ni los innombrables. 
Así pues, nos toca a otros desvelar todo eso que ha quedado debajo de la alfombra. Está claro que nos censurarán, nos meterán pleitos, nos tumbarán nuestras redes sociales. Pero al final, la verdad ganará. Y si no hemos ganado todavía, es que no es el final.

De todas formas, cada uno hace lo que puede, y llega hasta donde puede,  y es innegable que Elvira Roca ha hecho muchísimo. Y le mando desde aquí todo mi profundo agradecimiento. 








8 comentarios:

  1. Muy interesante observación. Dime de quien no se puede hablar y te diré quien manda en el mundo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Se puede saber quien son los innombrables?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los judíos. Franco hablaba de conspiración «judeomasónica».
      En el S. XXI y algunos siguen echando la culpa a los mismos. Desconozco la verdad, pero no creo que sea tan «sota-caballo-rey» como lo describe la autora.

      Eliminar
  3. Hola Pilar aquí una buena fuente de información sobre los chemtrails
    http://swaruudeerra.com/inteligencia-artificial-goo-negro-chemtrails-y-mas/

    ResponderEliminar
  4. IGNORO SI DETESTA LOS PIROPOS, PERO ES USTED 'LO MÁS DE LO PLUS'

    Tiene razón respecto a la autocensura de la Sra Roca, que también había detectado y en otra ocasión le explicaré las circunstancias.

    Respecto al documentadísimo libro de Dª Elvira, quería sugerir algo que se le ha pasado por alto (como a todo el mundo) y es lo siguiente:

    En las llamadas 'guerras de religión' -si es que se puede llamar religión al consejo de Lutero a su discípulo Melanchton: "Sé un pecador y peca avezadamente..."(*)- no solo aprovecharon los nobles germanos la causa pseudoreligiosa para mantener sus privilegios feudales y evitar que Carlos V hiciera una centralización similar a la que habían llevado a cabo sus abuelos, los Reyes Católicos, en España, sino que sirvió para ocultar que en el comienzo de la Edad Moderna se estaban modificando las reglas sobre la usura y el dinero.

    En el análisis de esta espinosa cuestión, sobre el carácter justo o injusto de prestar el dinero que se tenía en depósito, o incluso prestar más de lo que había, mediante el artificio de la ‘reserva fraccionaria’, destacaban los filósofos españoles, tanto dominicos como Francisco de Vitoria o Domingo de Soto y otros como los jesuitas Luis de Molina o Francisco Suárez.

    Como es de suponer, no les gustaban las disquisiciones morales de los filósofos de Salamanca a los promotores de la nueva economía de reserva fraccionaria, germen del actual sistema financiero de dinero virtual. Probablemente sin su apoyo encubierto, los luteranos no habrían vencido a los imperiales.

    Así que el matiz religioso de la revuelta sirvió eficazmente para tapar dichas filosofías y encaminar a los pensadores religiosos a temas tan banales como explicar lo que ya decía San Juan de que la fe no bastaba para salvarse, porque todos los demonios creían en Dios y estaban todos condenados.

    Nota (*) Guillermo Buhigas. Pgª86 de "Sionismo, iluminados y masonería"

    ResponderEliminar
  5. Pues como todos los paises,con sus grandezas y miserias.para nada fue un abuso.los europeos abrieron la veda americana con ganas cientificas de investigacion y conocimiento.nada de animo de lucro ni afan imperialista.para nada....

    ResponderEliminar