domingo, 4 de julio de 2021

IMPORTANTE: EL ÓXIDO DE GRAFENO ES UN TÓXICO QUE GENERA TROMBOS. COMUNICADO DE LA QUINTA COLUMNA

COMUNICADO URGENTE DE LA QUINTA COLUMNA


GRAFENO: LA CARA DEL DIABLO 


ENLACES:

CANAL EN TELEGRAM:  https://t.me/laquintacolumna

WEB  https://www.laquintacolumna.net/

Transcripción del video con liga

https://odysee.com/@laquintacolumna:8/pandemischeAnatomieundZweck:1

A continuación LA QUINTA COLUMNA le proporciona una información vital para su salud, integridad  física y la de su entorno.

Las mascarillas que están utilizando y que se comercializan en la actualidad contienen óxido de grafeno; no sólo las que fueron retiradas en su momento, como indicaron los medios de comunicación.

Los hisopos utilizados tanto en los test PCR como en los test de antígeno contienen, igualmente, nanopartículas de óxido de grafeno. 

Las vacunas COVID, en todas sus variantes (Atrazeneca, Pfizer, Moderna, Sinovac, Janssen, Johnson abd Johnson, etc.), contienen, igualmente, una considerable dosis de nanopartículas de  óxido de grafeno. Ése ha sido el resultado de su análisis a la microscopia electrónica y espectrocopia, entre otras técnicas utilizadas, por diversas Universidades públicas de nuestro país (España).

La vacuna antigripal contenía nanopartículas de óxido de grafeno y las nuevas vacunas antigripales y las nuevas y supuestamente vacunas antiCovid intranasales, que preparan, contienen, igualmente, enormes dósis de nanopartículas de óxido de grafeno.

El óxido de grafeno es un tóxico que genera en el organismo trombos. El óxido de grafeno es un tóxico que genera coagulación de la sangre. El óxido de grafeno provoca alteración del sistema inmunológico al descompensar el equilibrio oxidante en relación con las reservas de glutatión. 

Si se  aumenta la dósis de óxido de grafeno por cualquier vía de administración se provoca el colapso del sistema inmunológico y la posterior tormenta de citocinas. El óxido de grafeno acumulado en los pulmones genera neumonías bilaterales por diseminación uniforme en el tracto alveolar pulmonar. El óxido de grafeno provoca un sabor metálico. Quizá ésto le empiece a encajar ahora. El óxido de grafeno, por vía inhalada, provoca inflamación de las mucosas y, con ello, pérdida de gusto y pérdida parcial o total de olfato.

 El óxido de grafeno adquiere potentes propiedades magnéticas dentro del organismo. Ésta es la explicación al fenómeno magnético que presentan ya millones de personas a lo largo y ancho del mundo tras distintas vías de administración del óxido de grafeno, entre ellas la “vacuna”.

En definitiva, el óxido de grafeno es el supuesto sar-cov2, el supuesto nuevo coronavirus, provocante de la enfermedad denominada COVID 19. Por ello, nunca tuvimos aislamiento real ni purificación de un nuevo coronavirus, como reconocen las mayoría de instituciones sanitarias al más alto nivel y de distintos países cuando fueron cuestionadas al respecto.

La enfermedad COVID 19 es el resultado de introducir por distintas vías de administración el óxido de grafeno.

El óxido de grafeno es extremadamente potente y fuerte en aerosoles, al igual que el supuesto sar- cov2. Como todo material, el óxido de grafeno tiene lo que denominamos una banda de absorción electrónica. Esto significa una determinada frecuencia a partir de la cual el material se excita y se oxida muy rápidamente, rompiendo así el equilibrio con la proliferación en el organismo del tóxico frente a nuestras reservas antioxidantes naturales de glutatión. Precisamente, dicha banda de frecuencia se emite en los nuevos anchos de banda de emisión de la nueva tecnología inalámbrica 5G.

Es por ello que la implantación de estas antenas nunca se detuvo durante la pandemia; de hecho, eran de los pocos servicios que se mantenían, aparte de una especial vigilancia por parte de las fuerzas armadas y cuerpos de seguridad del Estado a estas antenas.

Sospechamos que en la campaña antigripal 2019 se introdujo óxido de grafeno en estos viales, puesto que ya se usaba como adyuvante. Con los posteriores ensayos tecnológicos 5G en distintas partes del mundo, se desarrolló la enfermedad COVID 19 en interacción de los campos electromagnéticos externos y el óxido de grafeno ahora en sus cuerpos. Recuerden que todo empezó en Wuhan, y ésta fue la primera ciudad muestra piloto del mundo en hacer el ensayo tecnológico 5G a finales de noviembre de 2019. Coincidencia en espacio y en tiempo. Tanto la versión del pangolín como la sopa del murciélago, simplemente, eran elementos de distracción.


1.

El propósito de la introducción del óxido de grafeno es aún más obscuro de lo que usted pueda llegar a imaginar. Por ello, es más que suficiente que asimile esta información y reseteé el conocimiento que hasta ahora tenía de la enfermedad.

Desde las más altas instituciones gubernamentales se le dice a la población que se proteja e, incluso, se le obliga con aquello que potencialmente le va a enfermar de la propia enfermedad.

Lógicamente, ahora que ya sabe que el causante o agente etiológico de la enfermedad es, precisamente, un tóxico químico y no un agente biológico. Sabemos cómo atenuarlo aumentando los niveles de glutatión.

El glutatión es un antioxidante natural que presentamos en reservas en el organismo. Sirvan algunos detalles para que usted entienda perfectamente todo lo que se vertió en los medios de comunicación. El glutatión es extremadamente alto en niños; por ello, la enfermedad apenas tiene impacto en la población infantil. El glutatión desciende a partir de los 65 años de edad; por ello, la COVID 19 es especialmente predominante en la población senil. El glutatión está en muy altos niveles en la población que practica deporte de forma intensiva; por ello, tan sólo el 0,22% de los deportistas presentó la enfermedad. Entenderá, ahora, por qué infinidad de estudios en la práctica demostraron que el tratamiento con N-acetilcisteina, que es precursor de glutatión en el organismo, o el glutatión administrado de forma directa curaban muy rápidamente la enfermedad COVID 19 en los pacientes. Sencilla y llanamente porque se elevaban los niveles de glutatión con los que hacer frente al tóxico administrado, llamado óxido de grafeno.

El descubrimiento que aquí hizo LA QUINTA COLUMNA supone un ataque en toda regla de bioterrorismo de Estado o, al menos, con la complicidad de los Gobiernos a toda la población mundial.

Constituyentes, ahora, de delitos de lesa humanidad. Por ello, es absolutamente imprescindible y vital que ponga esta información al servicio de su comunidad médica, médicos de cabecera, servicios de enfermería y sanitarios en general; pero, también, medios de comunicación locales, regionales y prensa; así como a todo su entorno.

LA QUINTA COLUMNA estima que morirán decenas de miles de personas al día, tan sólo en nuestro país (España), cuando hagan el nuevo y próximo encendido tecnológico 5G, teniendo en cuEnta que ahora no sólo son los ancianos de las residencias los vacunados con aquella vacuna antigripal con óxido de grafeno sino que, como ustedes saben, una gran parte de la población ha sido “vacunada” o grafenada con paulatinas dósis de óxido de grafeno. El organismo tiene una capacidad natural de eliminar este tóxico; es por ello que les plantean a ustedes hasta una tercera dosis al año durante todos los años para  mantener el grafeno en sus cuerpos.

Disponemos de todas y cada una de las pruebas de lo que aquí ha sido manifestado y mientras la justicia actúe, si es que puede llegar a hacerlo en algún momento, la gente seguirá siendo empujada hacia un precipicio sin fondo. Si usted está viendo este material audiovisual entenderá que durante más de un año ha sido total e ingenuamente engañado desde las más altas instituciones. Sólo ahora entenderá todas las incongruencias que observaba en las noticias de su televisión. Para complementar esta valiosa información pueden acceder a www.laquintacolumna.net o a nuestro canal de Telegram LA QUINTA COLUMNA TV donde más de cien mil personas ya son conocedoras de la verdad y no forman parte del engaño masivo al que fueron sometidas. Por favor, haga viral este video o esta información, en todo su entorno y paremos entre todos el destino que se nos tiene reservado, fruto de la hoja de ruta de la Agenda 2030. Depende sólo de nosotros.

 Gracias por su atención.


ÉSTE ES SU PROPÓSITO


El control conductual de la población usando las nanopartículas de óxido de grafeno excitadas por control remoto (Tecnología 5G) que provocan cambios en la sinapsis neuronal una vez se instalan en el cortex cerebral cuando atraviesan fácilmente la barrera hematoencefálica. Por ello, esperan próximamente un “Tsunami cerebral”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario