viernes, 15 de junio de 2018

La JUSTICIA es IGUAL PARA TODOS..... nosotros

Ver las imágenes de origen


Carta abierta a la Infanta Cristina

Señora, 

según hemos sabido, está Ud. sufriendo una profunda depresión debido al proceso judicial que, con su marido, llevan  ya muchos años arrastrando. En mi caso, en cambio, he tenido mucha suerte, todo ha sido rapidísimo. El 14 de diciembre me llegó la demanda (menudas Navidades pasé). No hubo acto de conciliación, el 20 de marzo se celebró la audiencia previa y no hizo falta celebrar el juicio porque ese mismo 20 de marzo se publicó la sentencia.  Desde luego, no me puedo quejar, he tenido un trato de favor.

Los malos psicólogos medican a las personas con depresión, un pastilleo que no soluciona nada porque tan sólo enmascara artificialmente el estado anímico. En cambio, los buenos terapeutas ayudan a los deprimidos a entender que la depresión tan sólo es un proceso de falta de aceptación de la realidad, un rechazo que se enquista en el cerebro por obstinación en negar lo que no se puede negar, la inevitable y terca realidad.

Entiendo que esté Ud. empecinada en no aceptar el hecho que si su padre auspició las operaciones de Noos en la mismísima Zarzuela y está en la calle tan tranquilo teniendo una cuenta secreta en Suiza con Jordi Pujol, Ud., en cambio, no pueda hacer lo mismo. Parece muy injusto que su padre pueda hacer todo lo que le dé la gana y estar completamente por encima de la ley,  y Ud.  que es su hija, carne de su carne, no. Pero así es. Sólo el Rey de España está por encima de la ley y no está sujeto a responsabilidad alguna. Lo pone bien clarito en la Constitución Española, esa que nos dicen que es una maravilla. 

La suerte que tengo yo es que, como no soy la hija del rey y mi padre siempre fue un hombre honesto,  no me deprimo, no espero nada porque llevo años estudiando esta realidad y sé cómo funciona.

Ud. está deprimida porque cree que su marido no se merece ir a la cárcel por robar 8 millones de dinero público y que debería irse de rositas como Ud. Yo en cambio pienso que he tenido suerte, que  hubieran podido hasta meterme en la cárcel si hubieran querido. O peor. En todas partes están metiendo a personas en la cárcel o aparecen suicidadas en hoteles o en sus casas.  Pedro Varela entró en la cárcel por publicar Mi Lucha, un libro que se ha publicado ya mil veces, Cesar Vidal se tuvo que ir de España. Josele Sánchez está amenazado y también se va... Mucha suerte he tenido yo, y agradezco la magnanimidad del tribunal. 

Ud. está deprimida porque cree que su marido puede robar y malversar dinero público, pero no, Ud. puede zafarse de ir a la cárcel, pero él no. Ud. está por encima de la ley también, no tanto como su padre, pero bastante. Ud. tiene más derechos y privilegios que todos nosotros, pero no le basta poder robar y no ir a la cárcel. Quiere ser como el rey. Pero no. Sólo es su hija. No se conforma con el super trato de favor que tiene, y quiere hacerlo extensivo a su marido. 

La justicia es igual para todos, dijo su padre, pero no llegó a terminar la famosa frase,  lo que quería decir es que La justicia es igual para todos nosotros, nosotros que no somos nada más que seres humanos que trabajamos para financiaros a todos vosotros, ladrones, corruptos, prevaricadores, mientras algunos intentan aportar algo de Luz a esta escuela de almas que se llama Satania.

Le escribo porque tal vez lo que le voy a decir pueda ayudarla. Está empecinada en no aceptar la realidad, siendo la realidad algo muy simple: con su marido se aprovecharon de su posición de poder para prevaricar y enriquecerse con dinero público. Eso es indiscutible. Acepte pues la realidad: Ud. se ha salvado de la cárcel por ser infanta, su marido pasará un par de años en una celda de lujo, tal vez menos. Tendrá tiempo de pensar, que eso siempre es bueno, tal vez escribir sus memorias o aprender a jugar al ajedrez. Podrá organizar torneos de balón mano, por ejemplo. A lo mejor hasta se hace amigos, porque en las cárceles últimamente hay mucho famoseo. Seguro que hay un ambientazo.

No le dé tanta importancia a todo esto. No se dé tanta importancia y acepte que Ud. no tiene los privilegios del rey de España y que ya ha tenido un trato de favor porque debería haber ido a la cárcel también. Y ya está, disfrute de lo que tiene, que es muuuuucho. Y coma fermentados caseros, que está demostrado que curan la depresión.

El tiempo se pasa volando. En breve tendrá a su Iñaki en casa, Ud. seguirá viviendo su vida de lujo, cobrando 200.000 euros de la catalana Caixabank, ese banco emblema de Cataluña en el que cientos de miles de separatistas ayudan, encantados, a financiarla  a Ud., la infanta de España. Sus hijos pueden estudiar en los mejores colegios y nunca les faltará de nada. Viva su vida tranquila, aceptando que el precio que tiene que pagar por robar millones del dinero de los españoles es estar apartada de la agenda de la Casa Real. Tampoco es tan grave. 

Si Ud. y su marido pensaran en pedir perdón públicamente y empezaran a dedicarse a ayudar a los necesitados, los españoles les perdonarían y apoyarían.  Y Ud.  se sentiría mucho mejor. 

Los hombres juzgan, condenan, castigan, a veces a culpables, otras a inocentes, pero eso no es Justicia.
Justicia sólo hay una. Es de Dios, y no pertenece al hombre.



A todos los que me quieran ayudar a pagar la multa y las costas, 
muchas gracias por adelantado:
mi cuenta de paypal

nomoriridiota@gmail.com

mi número de cuenta bancaria:
BANCO BBK: 
 ES26 2095 0467 70 9105 239479



¿Qué SENTIDO tiene TODO ESTO?

¿Qué SENTIDO tiene TODO ESTO?

Muchos llevamos años señalando con nuestro dedito a los malos malísimos que están destruyendo a la Humanidad. Pero creo que debemos pasar a la siguiente fase. Ya no basta con señalar afuera. Miremos adentro.

1. PUNTO DE PARTIDA

Vacunas tóxicas que vuelven autistas y estériles a los niños.
Comida basura llena de sustancias tóxicas que nos enferman.
Educación que adoctrina, embrutece, impide el desarrollo natural de la inteligencia, castra las habilidades innatas y nos prepara para ser dóciles esclavos mal pagados o desempleados.
Mentiras y más mentiras de la historia que se atornillan a golpe de carísismos libros de texto, teatro de los expertos  Premios Nobel y ojito con el que se atreva a ser negacionista.
Identidad de género que lleva a la confusión y la autocastración, mientras la pretendida lucha por la igualdad ha conseguido enfrentar a varones y mujeres.
Música que arrastra al inframundo del ruido y la enajenación.
Juventud que se "distrae"  autodestruyéndose con ruido, alcohol y drogas, mientras se envenena la piel con tatuajes y piercings.
Dinero falso  que nos esclaviza en la deuda eterna.
Elites satanistas que violan y matan a niños para mantener su control sobre los gobiernos lacayos.
Arte basura usado como magia negra contra el pueblo que se somete, cegado por el glamour de los millonarios.
Sistema judicial que protege a las élites corruptas mientras castiga y persigue sin piedad  al pueblo indefenso.
Ingenieros sociales que, con toneladas de dinero, montan falsa revoluciones y primaveras para poder entrar con ejércitos, destruyendo países para retrotraerlos a la edad media, y someterlos en más deuda impagable.
Guerras eternas con terroristas descerebrados que violan, empalan y matan a mujeres y niños delante de sus familiares.
Guerra climática del poder en la sombra que desertiza unos campos, inundando otros, con el beneplácito de los gobiernos lacayos.
Encadenamiento a los combustibles fósiles cuando hace más de un siglo que Tesla inventó la energía libre.

Resultado de imagen de niño juega juegos violentos
¿quién ha comprado este juego violento?
2. SEGUNDA PARTE DE LA PRIMERA PARTE CONTRATANTE.

Mientras todas estas cosas ocurren delante de nuestros ojos,
aparcamos a nuestros hijos en guarderías desde los 4 meses hasta los 18 años, 
les obligamos  a estudiar cosas inútiles, falsas y absurdas, mientras les regalamos tablets y jueguitos violentos que los vuelven psicópatas e indiferentes a todo, los alimentamos con comida basura y chuches tóxicas, 
nos enajenamos con el fútbol, las carreras de fórmula 1, las fiestas alcoholizadas y depravadas de los orgullos varios, las cirugías estéticas, las revistas y programas del corazón, la compra compulsiva de cosas inútiles que se amontonan en nuestras casas o se rompen y acaban pronto en la basura,
ponemos nuestro dinero a intereses o en cuentas remuneradas volviéndonos meros usureros como fieles imitadores de la banca jázara,
nos endeudamos para irnos de vacaciones o para comprarnos una casa que al final se la queda el banco,  aunque no sea suya...


3.¿Qué sentido tiene todo esto?

Después de mucho reflexionar, he llegado a esta conclusión, (por ahora. Porque estamos en proceso constante de descubrimiento de la Luz). 

Como describe el Libro de Urantia, vivimos en el mundo de Satanás.

Esto que he descrito, que es tan terrible, no es una "mala noticia". Es la realidad.
En otoño se caen las hojas, y en invierno hace frío,  no son "malas noticias" , es simplemente la realidad.
El mundo ahora es así. La Humanidad sigue los deseos de Satanás. Por eso todo es muerte, destrucción, enfermedad, solipsismo, egotismo,pérdida de identidad...

Tal vez hace 20.000 años el mundo era diferente. Pero ahora es lo que hay. No querer verlo, o no verlo, no lo hace desaparecer. 
Resultado de imagen de politica de la avestruz

Hace mucho tiempo que esto es así, pero ahora lo vemos con más claridad. Es más, nunca fue la realidad  tan evidente. Antes, sólo lo veían algunos maestros espirituales, pero ahora lo ve hasta el tato.
Por eso, en el fondo, estamos viviendo una etapa muy importante de la Humanidad.

¿qué sentido tiene entonces?
Satanás nos dice que debemos ganar dinero, ser famosos y triunfar. Pero no es cierto. Hemos venido a este mundo a aprender. A aprender a hacer el Bien. Por eso, cuanto mayor y más evidente es el Mal, más fácil es ver el Bien.

La vida es la escuela y todo esto a lo que nos enfrentamos a diario es una prueba. Estamos a prueba, constantemente. 

4. ESTAMOS DE EXÁMENES:¿Cómo superar la prueba?

Para ser felices, no se trata de hacer lo que nos dé la gana, sino que se trata de elegir el Bien, y abandonar el Mal. No es fácil, porque estamos rodeados de muy apetecibles tentaciones que nos atraen aunque sepamos que no es bueno para nosotros ni para los demás.

El Bien no es relativo, no es cuestión de costumbres y tradiciones sociales.
El Bien existe, y el ser humano sabe muy bien dónde está. Porque el ser humano es, ante todo, un ser moral.

Pero ¿cómo podemos ver con claridad dónde está el Bien?
He encontrado una pista que nos ayuda a encontrar el camino del Bien, justamente en algo que antes se enseñaba desde la infancia, y que ahora, qué casualidad, se desconoce.
Los llamados pecados capitales o pecados mortales pueden servirnos de guía. (Son cristianos, por cierto, no están en el Antiguo Testamento). Y llevan bien su nombre, porque todos ellos nos llevan a la muerte, bien sea física o espiritual. 
Los pecados son:

-La pereza, esa que hace que entreguemos nuestros hijos al sistema, porque es más cómodo que educarlos de otra manera, este vicio nos lleva a echar herbicida al huerto por pereza de cavar las malas hierbas. Esa pereza que nos hace darle la tablet al niño para que nos deje en paz. Esa misma que nos hace comer comida precocinada por no tomarnos el tiempo de preparar buenos alimentos. Esa que acompaña a la gula. 

- La gula nos hace comer en demasía, con los ojos, dejándonos llevar por "es que me apetece mucho",  y luego nos enfermamos. Cedemos, a sabiendas, a un apetito infantil, caprichoso y que nos perjudica. Toda la publicidad sobre la alimentación va dirigida a despertar la gula. Y caemos plácidamente en la trampa.

- La avaricia. Todo el sistema bancario funciona sobre la avaricia. Nosotros también somos avaros, por eso entregamos nuestro dinero a la banca ladrona, porque especulamos, practicamos la usura cada vez que buscamos que nuestro dinero nos dé intereses mientras  no hacemos nada. Las loterías están basadas en este vicio.Antes el dinero había que invertirlo en alguna empresa para que produjera beneficios, ahora basta con entregárselo al banco, y éste se encarga de darnos una parte de su ganancia, mientras cerramos muy fuerte los ojos para no enterarnos de que lo invierten en armas, guerras, expolios o tráfico de personas.

- La ira es la guerra, la violencia, el abuso de poder, los ejércitos suelen estar al servicio de la ira. Las personas violentas que pegan y maltratan, física o verbalmente están movidas por la ira, que viene de la rabia y ésta de la frustración. La ira se expresa con frecuencia en los partidos de fútbol, de hecho, para eso sirve este opio del pueblo, para que la población frustrada dirija su ira hacia su vecino, en lugar de dirigirla hacia el causante verdadero de su frustración.

- La lujuria no es sólo la lascivia como en la fiesta de los orgullos, con personas que fornicaban en el medio de la calle. Lujuria es también exceso de lujo, es despilfarro innecesario, gasto excesivo que, con frecuencia,va unido a la necesidad de aparentar, a la soberbia. Los centros comerciales son espacios de lujuria convertido en negocio.

- La soberbia es  lo que  alimenta las revistas de la moda y el corazón. Vivimos para la imagen, gastamos fortunas en ropa y complementos que vuelven a Amancio Ortega multimillonario, mientras nuestros armarios rebosan de ropa que no nos ponemos. Toda la publicidad se basa en la soberbia, pero también en la envidia. 

-La envidia es el mecanismo predilecto de la publicidad: mira lo que tiene tu vecino ¡y tú no! Pero además, es le peor de todos los pecados o vicios o hábitos satánicso, porque todos los anteriores producen cierto placer cuando se cometen, en cambio, el sentimiento de envidia es muy desagradable. En este pecado ya va la penitencia, envidiar no sienta nada bien, nos pone la tez amarga y verdosa como la hiel.

5. Resumiendo: 
Satania, el mundo en el que estamos, es el mundo del Mal, pero es necesario tomar conciencia de que está permanentemente, y de múltiples maneras, alimentado por nosotros mismos. Somos nosotros los que hacemos que una gran parte de este Mal exista. Y nuestra vida sólo trata de esto: darnos cuenta de lo que hacemos y superar la prueba.

Despertar no es sólo darse cuenta del engaño y de que hay un grupo muy poderoso que controla mucho. Despertar es darse cuenta de en qué medida cada uno colabora al Mal.

Luego, está en nuestras manos dejar de hacer lo que hacemos, dejar de alimentar al monstruo que nos destruye, y empezar a actuar en base al Bien.
El Bien para nosotros y para los demás.
La caridad bien entendida empieza por uno mismo.

Empieza por ti mismo.








¿Qué es la LIBERTAD?

¿Qué es la LIBERTAD?

El problema de la libertad sólo es tema de preocupación para un esclavo.  ¿Quién aspira a ser libre? El que siente que no lo es.
Sólo el esclavo aspira a ser libre. La Humanidad es una raza esclava. Creo que es algo ya evidente. Esta condición de esclavitud originaria, congénita, casi diría yo, de la Humanidad es lo que explica que haya tanta apatía, que no reaccionemos, que nos quedemos en casa viendo la televisión mientras pasa todo lo que pasa.

Ahora, se trata de comprender que lo que realmente nos esclaviza no está afuera, sino que son nuestras mochilas como comenté  en este otro artículo.

Rothschild no se plantea en ningún momento si es libre o no lo es.
Sin embargo, no es verdaderamente libre. Pues estar constantemente preocupado por controlar demuestra que, en el fondo, tiene miedo de perder el control. Y el que tiene miedo, es presa del miedo. Luego no es libre.

Resultado de imagen de libertad igualdad fraternidad

No es casualidad si la Masonería introdujo el concepto de libertad en su famoso y engañoso lema de Libertad, Igualdad y Fraternidad, pues los masones jamás se han preocupado por la verdadera libertad, como tampoco les preocupan la verdadera igualdad, y aún menos la verdadera fraternidad. 

1. Una organización piramidal fuertemente jerarquizada en la que cada miembro desconoce lo que acontece en los niveles superiores, es lo contrario de igualitaria. Por eso, que la Masonería hable de igualdad es prueba de su soberbio cinismo, de su gusto por el engaño y la inversión.

2. Para un masón, la fraternidad es simplemente la lealtad a sus hermanos masones .·. a los que jura defender y proteger aunque sean criminales confesos. La fraternidad de la que hablan en sus ceremonias y textos es la suya, no la fraternidad que nos une a toda la Humanidad, tal y como se conoce en los valores cristianos.

3. En cuanto a la libertad de los masones, es la libertad de los cainitas para los cuales el lema era: a mayor transgresión, mayor libertad.La mayoría de la sociedad ha integrado esta idea invertida cainita como libertad. Pero esta es una falsa libertad. La transgresión no tiene nada que ver con la libertad. Sólo el niño pequeño o el adulto inmaduro disfruta o se cree libre cuando desobedece. Sólo el adolescente se crece cuando se opone a la autoridad. La transgresión es una agresión, un desafío infantil a los valores morales de la sociedad en la que uno vive. Es un enfrentamiento contra los que nos rodean, y, en última instancia, contra uno mismo.


REFLEXIONEMOS

Hay dos libertades. La libertad política y la libertad personal. La libertad afuera y la libertad adentro.

Tenemos por un lado la libertad política, que sólo puede existir si la libertad es colectiva, como dice Trevijano. Una persona, individualmente, no puede conseguir la libertad política colectiva.
Esta libertad se alcanza con un trabajo y un esfuerzo colectivos.

Pero hay otra libertad por encima de la libertad política colectiva que es la libertad personal, la libertad interior. Y ésta es la más difícil de alcanzar, la que nos debe preocupar en cada momento de nuestra vida.

¿Es cierto que hacer lo que me da la gana es ser libre
Pero ¿qué es "hacer lo que me da la gana"?

Lo que me da la gana suele ser una apetencia, un capricho y, muy a menudo, es una adicción, una manía que disfrazamos de costumbre o gusto.
Resultado de imagen de publicidad libérate
Propuesta de tatuaje.
¿El tatuaje es libertad?
El tatuaje es tóxico.
Imagen relacionada
Típica publicidad que vende liberación
cuando lo que estás comprando es el sometimiento a la moda.
En este caso, a la moda del tatuaje,
preparación mental para la aceptación del microchip.
Imagen relacionada
Infecciones por tatuajes.
Si ser libre es hacer lo que me apetece, y lo que me apetece es no hacer nada y dormir todo el día o drogarme o emborracharme o jugar a la ruleta o comprar cosas innecesarias o seducir a toda costa...  no es que "me apetezca" sino que lo hago porque no puedo dejar de hacerlo, porque cedo al deseo, es decir porque soy adicto. 


No hace falta ser un yonqui o caerse borracho por los rincones para ser adicto. Todos somos adictos a muchas cosas: al café, al pan, a los dulces, al chocolate, al tabaco, al canabis, al ruido, al trabajo, a mi pareja, al gimnasio, a la moda, a la pereza, a la cirugía estética...

La adicción es no poder dejar de hacer una cosa que me perjudica. La adicción al tabaco es, tal vez, la más conocida. Uno puede disfrutar tomando un café. Ser adicto es no poder no tomar café porque si no me lo tomo, no me siento bien. 

Muchas personas son adictas al ruido y no pueden estar en silencio. O hablan, o ponen la radio o la televisión. Incluso se la ponen como "ruido de fondo" porque no la  escuchan. Si hay alguien que se pregunta si el ruido es algo perjudicial, le diré que por supuesto. Porque sólo en el silencio podemos ponernos a la escucha de nosotros mismos para encontrarnos, para saber qué hemos venido a hacer a este mundo. Pero nuestra sociedad asocia la intimidad con uno mismo y el silencio, con la tristeza y el aburrimiento. De la misma manera que ya casi todo el mundo ha integrado que el ruido es diversión. Y cuánto más ruido, más diversión. Y lo es, pero no en el sentido de alegría sino en el que te distrae de lo importante.

Uno puede gustar de estar con su pareja. Ser adicto es sentirse  mal o que "me falta algo" si no estoy con esa persona. Muchas personas creen que ese es el síntoma del "gran amor", de que has encontrado a tu "media naranja". Pero no, sólo es síntoma de ser dependientes,  cuando lo que debemos es ser dos naranjas enteras. 

La mayoría de las adicciones están normalizadas en nuestra sociedad de adictos porque la mayoría de las industrias viven de nuestras adicciones. 

Y la adicción es lo contrario de la libertad. Todos somos víctimas de nuestras apetencias o adicciones. Luego, si elijo la adicción, pierdo mi libertad.

Imagen relacionada
Mujeres liberadas que "hacen lo que quieren".
Si, como me creo libre, voy con ropa muy ajustada, enseñando  mi cuerpo para provocar deseo en los demás, estoy apegad@ a la mirada ajena y a la aprobación. Y el apego no es precisamente expresión de libertad, puesto que mi felicidad depende de que los demás me miren, me admiren, me quieran, me aplaudan o me valoren.
Mujer liberada que hace lo que le da la gana.
Mi libertad no termina donde termina la de mi vecino, pues en esa situación mi libertad está en competencia, en rivalidad con la de los demás.

No.
Ser libre es poder elegir. Es decir, poder ejercer nuestro libre albedrío.

Poder elegir entre hacer el Bien o hacer el Mal. 
Esa es la única verdadera libertad. 

La libertad es, pues, un instante, es fugaz, no es un estado. Es el momento en el que puedes ejercer tu libre albedrío. A lo sumo, ese instante, si conseguimos mantenerlo, se convierte en unapredisposición. 

Si eliges "libremente" el Mal, pues ahí estás, anclado y aprisionado en ese lugar que te daña a ti y a los demás. Eso es la falsa libertad, la que nos venden los medios de comunicación, la publicidad, la moda. Si elegimos algo que hace daño, es que hemos caído en algún tipo de "pecado", como explicaba en este otro artículo. 


La libertad verdadera no es, pues, un estado que se alcanza y en el que me puedo instalar cómodamente, sino que es un momento en el que tomo una decisión que me lleva al bienestar y a la felicidad. La libertad no es un estado cómodo y placentero, por el contrario, es una constante prueba a la que me enfrento cada vez que hago, pienso o digo algo. Porque incluso nuestros pensamientos pueden ser libres o adictivos.

Si eliges libremente el Bien, alcanzas un momento de felicidad.
Y cuanto más vivas en el Bien, mayor y más duradera será tu felicidad.

He sido condenada por difamación a la Juez Sofía Díaz

Esta es la primera vez que nombro en mis redes sociales a Sofía Díaz.  A pesar de no haberla nombrado jamás, he sido condenada por difamarla.

La sentencia, que me condena a pagar 24.000 euros  más las costas a la Juez Sofía Díaz, me obliga también a publicarla en mis redes sociales.

A todos los que me quieran ayudar a pagar la multa y las costas,
muchas gracias por adelantado:
mi cuenta de paypal
nomoriridiota@gmail.com
mi número de cuenta bancaria:
BANCO BBK: C/C ES26 2095 0467 70 9105 239479



JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA Nº 4 CASTELLÓN N.I.G.:12040-42-1-2017-0011826 Procedimiento:

Asunto civil 1220/2017-E JUEZ QUE LA DICTA: DÑA. CAROLINA DEL CARMEN CASTILLO MARTÍNEZ

Lugar: CASTELLÓN

Fecha: Veinte de marzo de dos mil dieciocho

PARTE DEMANDANTE: DÑA. SOFÍA DÍAZ GARCÍA Representada por la Procuradora de los Tribunales: Dña. XXXXXXX  Defendida por el Letrado: D. XXXXXXX

 PARTE DEMANDADA: DÑA. MARÍA PILAR BASELGA CALVO Representada por el Procurador de los Tribunales: D. XXXXXX Defendida por la Letrada: Dña. XXXXXX  Y D. XXXXXXX (en rebeldía)

Es parte el Ministerio Fiscal y, en su representación, Dña. XXXXXX

 OBJETO DEL JUICIO: Protección de los derechos fundamentales al honor y propia imagen SENTENCIA n º 54/18 En Castellón, a 20 de mazo de 2018. Vistos por Dª. Carolina del Carmen Castillo Martínez, Magistrada-Juez titular del Juzgado de Primera Instancia número cuatro de los de Castellón y su partido, los presentes autos de Juicio Ordinario número 1220/2017-E, promovidos por DÑA. SOFÍA DÍAZ GARCÍA, representada por la Procuradora de los Tribunales Dña. XXXXXX defendida por el Letrado D. XXXXXXX, contra DÑA. MARÍA PILAR BASELGA CALVO, representada por el Procurador de los Tribunales D.  XXXXXX  y defendida por la Letrada Dña. XXXXX Y D. XXXXX (en rebeldía).

Es parte el Ministerio Fiscal y, en su representación, Dña. María Díaz.


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.La Procuradora de los Tribunales Dña. Pilar Sanz Yuste, en representación DÑA. SOFÍA DÍAZ GARCÍA, presentó demanda contra DÑA. MARÍA PILAR BASELGA CALVO y D. XXXXX , interesando sentencia comprensiva de los siguientes pronunciamientos: 1º.Se declare que los demandados han vulnerado ilícitamente el derecho al honor y a la propia imagen de la demandante y, en consecuencia, se ordene el cese inmediato de toda intromisión; 2º. Se condene a los demandados a publicar la sentencia que recaiga en este proceso en todas sus cuentas de Facebook, Instagram, Youtube, Twiter y de cualquier otra red social de naturaleza análoga, así como a retirar de cualquier otro canal o medio, del que figure como suscriptor o no, cualquier comentario, podcast o similares que los demandados hayan podido subir o colgar y que se refiera directa o indirectamente a la demandante; 3º.Se condene a los demandados, de forma mancomunada, a indemnizar a la demandante en la cantidad de 48.000 euros (CUARENTA Y OCHO MIL EUROS), a razón de 24.000 euros (VEINTICUATRO MIL EUROS), cada uno de ellos, en concepto de daños y perjuicios causados; 4º.Se condene a los demandados al pago de las costas procesales. SEGUNDO.Admitida a trámite la demanda, se dio traslado de la misma a las demás partes para que contestaran en el plazo de 20 días, lo que hizo la codemandada y también el Ministerio Público, si bien no el codemandado que fue declarado en situación de rebeldía procesal. TERCERO.Señalado día para la audiencia previa el 20 de marzo de 2018, comparecieron las partes personadas que se ratificaron en sus escritos rectores, quedando resuelta en dicho acto la cuestión previa relativa a la indebida acumulación de acciones planteada por la codemandada, en el sentido de su desestimación, tal y como consta en el soporte audiovisual que recoge la vista y por las razones que se expusieron, y admitiéndose como única prueba la documental, ante lo cual, en aplicación del artículo 429.8 de la LECiv, quedaron los autos conclusos y vistos para sentencia. CUARTO.En la sustanciación de los presentes autos se han observado todas las prescripciones legales, incluida la relativa al plazo para dictar sentencia.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO. Pretensión de la parte actora y oposición de la demandada. La parte actora plantea acción de protección civil del derecho al honor y a la propia imagen, de tramitación preferente exartículo 249.1.2º de la LECiv, contra los demandados con fundamento inicial en los hechos que tuvieron lugar el día 2 de junio de 2017, sobre las 10 horas, en las inmediaciones de la sede del Juzgado de Instrucción nº 5 de los de Castellón, cuando, a requerimiento del Ministerio Público, tuvo que intervenir la Policía Judicial de la Guardia Civil adscrita a la Audiencia Provincial y Fiscalía de este partido judicial, para resolver un incidente que estaba provocando un grupo organizado de personas, de entre las que se identificó a los codemandados que llevaban una pancarta con fotografías de niños y en la que aparecía escrita la palabra “pederasta”, haciendo constar la Guardia Civil, tal y como se refleja en su informe –aportado con el escrito de demanda-, que la hoy codemandada trató de ocultar su identidad a la Policía Judicial, alterando el orden de los dos últimos dígitos de su DNI y ofreciendo una fecha de nacimiento diversa de la verdadera, así como que ambos codemandados, además del resto de integrantes del grupo, se referían a la actora, tal y como un funcionario refirió; por la demandante se vinculan los acontecimientos precedentemente referidos a otros hechos, que más adelante se considerarán, de los que se da cumplida referencia en los ordinales tercero y cuarto del relato fáctico de su demanda respectivamente, con cuya exposición se pretende acreditar la comisión por parte de los codemandados de determinadas intromisiones ilegítimas en el honor y la propia imagen de la hoy demandante, derivando de tales actos la justificada realización de los actos ilícitos cuya cesación e indemnización se interesa en esta causa, con fundamento esencial en los artículos 1º, 7º y 9º de la LO 1/1982, de 5 de mayo, de Protección Civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Por la codemandada se contesta a la demanda, con oposici ón a la misma en cuanto al fondo, negando la existencia de la intromisión ilegítima que de contrario se señala, por las razones y motivos que expone en su escrito de contestación, en esencia la falta de constancia de identificación de la actora por su nombre y apellidos, así como la carencia de realización por parte de la codemandada de intromisión ilegitima alguna; y planteando, con car ácter previo, la cuestión de la indebida aplicación del artículo 72 de la LECiv, regulador de la acumulación subjetiva de acciones, por entender su improcedencia, lo que debe determinar la existencia de un defecto de forma en la demanda que “ha de implicar su inadmisión a trámite, solicitando a la parte demandante la nueva presentación de la demanda por separado respecto de ambos codemandados”, en todo caso, con la pertinente condena en costas.

SEGUNDO. Normativa y doctrina jurisprudencial aplicable en la resoluci ón del presente asunto. El artículo 7º de la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección del derecho al honor, la intimidad personal y a la propia imagen, declara que tendrán la consideración de intromisiones ilegítimas en esos derechos una serie de conductas que la demandante concreta como cometidas por los codemandados; citando expresamente la regulada en el apartado 7, la cual consiste en “la imputación de hechos o la manifestación de juicios de valor a través de acciones o expresiones que de cualquier modo lesionen la dignidad de otra persona, menoscabando su fama o atentando contra su propia estimación”. Conviene precisar que este precepto ya ni siquiera exige el requisito de la divulgación, por lo que, en el caso que nos ocupa, el mensaje objeto de cuestionamiento ya podría considerarse de por sí atentatorio contra el derecho fundamental de la actora. E igualmente se invoca, como fundamento de la demanda, el contenido del artículo 9º de la referida LO 1/1982 que refiere el alcance y extensión de la tutela judicial efectiva frente a las intromisiones ilegítimas en los derechos a que se refiere la precitada Ley. Por cuanto se refiere al régimen de protección legal para reparar el ataque al prestigio profesional, como una manifestación del honor de los profesionales (recuérdese que la demandante es magistrada en activo), la actual jurisprudencia, vigente a partir de la STS de 18 de noviembre de 1992, y la emblemática STC de 14 de diciembre de 1992, estiman ya con carácter definitivo y reiterado, que el ataque al prestigio profesional puede ser un ataque contra el honor; precisamente, la antecitada resolución pone de relieve que siendo el concepto del honor cambiante y dependiente de las normas, valores e ideas sociales vigentes en cada momento, sin embargo, hoy como ayer, son la honradez y la integridad el mejor ingrediente del crédito personal en todos los sectores, siendo el trabajo el elemento que, a través del tiempo, ha ido ganando terreno, pasando de ser un concepto servil a tener una consideración máxima en el orden de los valores sociales; y esto, añadela mencionada resolución, lleva a la conclusión de que el prestigio en ese ámbito, en especial, en un aspecto ético o deontológico, más aún que en el técnico, ha de considerar incluido en el núcleo constitucionalmente protegible y protegido, del derecho al honor, y por ello digno de ser amparado. En este mismo sentido se expresa la STC de 15 de enero de 2007, la cual añade que el juicio crítico o la información divulgada acerca de la conducta profesional o laboral de una persona puede constituir un auténtico ataque a su honor personal, incluso de especial gravedad, ya que la actividad profesional suele ser una de las formas más destacadas de manifestación externa de la personalidad y de la relación del individuo con el resto de la colectividad, de forma que la descalificación injuriosa o innecesaria que supone ese comportamiento tiene un especial e intenso efecto sobre dicha relación y sobre lo que los demás pueden pensar de una persona, repercutiendo tanto en los resultados patrimoniales de su actividad, como en la imagen personal que de ella se tenga (igualmente, la STC 180/1999). Enjuiciada la conducta que es calificada por la actora como tal intromisión ilegítima, ha de estimarse, como luego se verá, que su criterio es coincidente con el texto legal y con la doctrina jurisprudencial anteriormente citada. No alberga duda esta juzgadora al respecto de que involucrar en las actuaciones respecto de las que se pretende implicación de la mencionada profesional, y además, insertarlo en internet y en las redes sociales, para su difusión generalizada, y sin que de la prueba practicada en la presente causa pueda deducirse razón o veracidad alguna de la citada afirmación, es un comportamiento constitutivo de una lesión grave al honor del demandante. Máxime cuando no se está ante ninguna crítica fundada a la actuación personal y/o profesional, que puede no constituir afrenta al honor (SSTC 180(1999 y 282/2000), sino que se trata de determinados comentarios injuriosos, realizados con evidente ánimo de perjudicar y lesionar la imagen profesional –y en suma, la personal- de la actora, indefensa ante esos comportamientos hasta el momento en el que toma conocimiento y puede accionar judicialmente, ya que desmerecen su público aprecio. Tal y como se plantea la demanda se advierte asimismo la existencia de un conflicto entre el derecho al honor de la actora, de una parte, y de otro la libertad de información ejercitada por los demandados. Derecho, este último, que comprende la comunicación de hechos susceptibles de contraste con datos objetivos y tiene como titulares a los miembros de la colectividad y a los que se comportan en ocasiones como profesionales del periodismo o, en su caso, divulgadores de las noticias. Para la resolución del conflicto, y antes de entrar en el examen de las concretas conductas descritas en la demanda que se consideran atentatorias contra derecho al honor, debe quedar clara, tal y como se ha plasmado en reiterada jurisprudencia, la posición prevalente que ostentan los derechos a la libertad de expresión e información sobre el derecho al honor, a la intimidad personal y a la propia imagen por resultar esenciales como garantía para la formación de una opinión pública libre, indispensable para el pluralismo político que exige el principio democrático (SSTS 11 de marzo de 2009 y 18 de Marzo del 2011). Prevalencia que se refiere al peso en abstracto de los respectivos derechos fundamentales que entran en colisión. Al respecto, en la mentada STS de 18 de Marzo del 2011, se declara que: "La protección constitucional de las libertades de  información y de expresión alcanza un máximo nivel cuando la libertad es ejercitada por los profesionales de la información a través del vehículo institucionalizado de formación de la opinión pública que es la prensa, entendida en su más amplia acepción (SSTC 105/1990, de 6 de junio, FJ 4, 29/2009, de 26 de enero , FJ 4). Este criterio jurisprudencial es hoy admitido expresamente por el artículo 11 CDFUE, el cual, al reconocer los derechos a la libertad de expresión y a recibir y comunicar información, hace una referencia específica al respeto a la libertad de los medios de comunicación y su pluralismo." Sentada la preponderancia en abstracto de los derechos a la libertad de expresión e información sobre el derecho al honor se hace preciso valorar lo que la jurisprudencia ha venido a denominar peso relativo de los respectivos derechos fundamentales que entran en colisión. Ponderación que tal y como declara la STS de 18 de Marzo del 2011 "debe tener en cuenta si la información tiene relevancia pública o interés general o se proyecta sobre personas que ejerzan un cargo público, una profesión de notoriedad o proyección pública, pues entonces el peso de la libertad de información es más intenso, como establece el artículo 8.2.a) LPDH, en relación con el derecho a la propia imagen aplicando un principio que debe referirse también al derecho al honor." Proyección pública que en la STS de 17 de diciembre de 1997 (no afectada en este aspecto por la STC 24 de abril de 2002 ) se reconoce en general por la actividad pública. Actividad que como es notorio es desempeñada por la demandante, en tanto que magistrada juez ejerciente en el partido judicial de Castellón. Así pues, dado que la relevancia pública o interés general de la noticia constituye un requisito para que pueda hacerse valer la prevalencia del derecho a la libertad de información cuando las noticias comunicadas o las expresiones proferidas redunden en descrédito del afectado, debe ser objeto de examen si las noticias y mensajes enumerados en la demanda cumplen con el requisito de la veracidad, ya que, según dice la STS de 21 de Marzo del 2011 la veracidad del hecho que ha sido publicado puede legitimar una intromisión en el honor. Por veracidad debe entenderse el resultado de una razonable diligencia por parte del informador para contrastar la noticia de acuerdo con pautas profesionales ajustándose a las circunstancias del caso, aun cuando la información, con el transcurso del tiempo, puede más adelante ser desmentida o no resultar confirmada. Por tanto, en este ámbito, es necesario que concurra un específico deber de diligencia en la comprobación de los hechos que debe ser proporcionado a la trascendencia de la información, para no defraudar el derecho de todos a recibir una información veraz (STC 139/2007). Para valorar la veracidad de la información debe ponderarse el respeto a la presunción de inocencia (SSTC 139/2007, 29/2009, de 26 de enero, FJ 5), a la que no se opone la difusión de una información relativa a la apertura de una investigación policial y judicial contra el autos de un presunto delito que puede afectar al interés público ( STC 129/2009, de 1 de junio, SSTS 16 de marzo de 2002, RC núm. 1230/1996 , 12 de noviembre de 2008 )" (STS de 18 de Marzo del 2011).
TERCERO. Soluci ón de la presente causa. Inicialmente procede referirse a la cuesti ón planteada por la codemandada con carácter previo, relativa a la indebida aplicaci ón del artículo 72 de la LECiv, regulador de la acumulación subjetiva de acciones, respecto de la que la codemandada considera su improcedencia, lo que, a su juicio, debe determinar la existencia de un defecto de forma en la demanda que “ha de implicar su inadmisión a trámite, solicitando a la parte demandante la nueva presentación de la demanda por separado respecto de ambos codemandados”. Tal y como quedó  acordado en la audiencia previa, la cuestión planteada no merece favorable acogida, toda vez que, disponiendo el precitado precepto la posibilidad de acumulación, y consiguiente ejercicio simultáneo, de “las acciones que uno tenga contra varios sujetos (…), siempre que entre esas acciones exista un nexo por razón del título o causa de pedir”, que se entenderá “idéntico o conexo cuando las acciones se funden en los mismos hechos”, no es sino el supuesto de hecho descrito por la norma lo que acontece en la presente causa, en la que la demandante dirige su acción contra cada uno de dos demandados diversos, pues su razón de pedir se fundamenta en unos mismos hechos, con independencia de que la exposición de los datos fácticos que con referencia a cada uno de los demandados se relacionen consten relatados en apartados diferentes, en aras a una mejor claridad expositiva, pues la tipificación de la intervención de cada uno de ellos alcanza matices diversos y precisiones concretas que afectan a cada uno respectivamente, pero sin que por ello quepa entender que los hechos que sustentan las acciones ejercitadas sean diferentes pues todo el relato fáctico de la demanda gravita en torno a una falsa acusación delictiva vertida y difundida contra la hoy demandante de la que parten ambos codemandados para la expresión y difusión del contenido ilícito de sus manifestaciones en clara vulneración del derecho al honor y a la propia imagen de la actora, como seguidamente se verá. Entrando en el fondo del asunto, a la vista de la prueba practicada, se ha acreditado la veracidad de los hechos constitutivos de la pretensión procesal de la actora, la existencia -incluso actual, como ha tenido ocasión de comprobar esta juzgadora- en las referenciadas redes sociales, de los mensajes y noticias que contenían esas expresiones difamatorias vinculadas a la demandante, que carecen de justificación legal o factual alguna; y se ha acreditado asimismo la notoriedad del prestigio profesional de la demandante, basada en su condición de juez, a través de la prueba practicada en los presentes. Igualmente, de la prueba practicada se deduce la autoría de los demandados alrespecto de la comisión de la intromisión ilegítima que se les atribuye, sin que concurra en las actuaciones prueba alguna que pueda deslegitimar esa imputación. Y ello por cuanto seguidamente consta expuesto. Con carácter previo, y toda vez que la aseveración afecta por igual a ambos codemandados, debe significarse que la falsedad de las acusaciones vertidas contra la hoy demandante se acredita, en principio y de manera contundente, del contenido de la Sentencia n.º 161/2006, dictada en fecha 27 de junio de 2006, por el Juzgado de lo Penal n.º 1 de los de Vinaroz, en el Juicio oral n.º 344/2005, dimanante del Procedimiento Abreviado nº 49/2003, del Juzgado de Instrucción n.º 1 de los de Vinaroz, resolución por la que se condena a Reinaldo Colás Navarro, María Jesús Moreno Jiménez y María Teresa Rius Pitarch, como autores criminalmente responsables de un delito de denuncia y acusación falsa del artículo 456 del Código Penal. Y esta consideración resulta especialmente relevante, toda vez que en la referida falsa acusación se localiza el origen de las sucesivas manifestaciones calumniosas que los demandados atribuyen a la actora y que, en suma, se sustancian en una activa participación en una red de pederastia a la que se adicionan todo tipo de recriminables actos delictivos de singular relevancia. En relaci ón con el ilícito civil cometido por la codemandada DÑA. MARÍA PILAR BASELGA CALVO, en principio de lo actuado se evidencia el interés que la misma ha venido manifestando en el seguimiento del llamado “Caso Bar España”, tal y como se desprende del blog que la misma coordina, titulado “no morir idiota” (cuyo contenido en soporte digital se acompaña a la demanda como documento n.º 6) y de la entrevista colgada en Youtube que se le efectúa a la codemandada en el programa televisivo “Contracara” de la cadena argentina “Canal tlv1” bajo el título “Pilar Baselga: “Las élites son pedo-criminales y quieren el control total”, en la que se menciona el referido caso (documento n.º 7 de la demanda, consistente en copia íntegra de la grabación de la referida entrevista). Lo cual no integraría en sí mismo ilícito alguno de no haber transcendido su interés en determinadas conductas atentatorias contra el honor y propia imagen de la demndante, tal y como se evidencia del archivo sonoro mp3 -o podcast-, colgado en la web ivoox.com, con el enlace https://www.ivoox.com/caso-bar-espana-pilar-baselga-entrevista-a-nuria-audiosmp3rf 12346108 1.html?autoplay-trueee, titulado en la web “Caso Bar España Pilar Baselga entrevista a Nuria Carque Vera” -ésta última una de las investigadas en la causa penal por calumnias que se expone en el hecho primero del escrito de demanda- (aportada en soporte digital, como documento n.º 8 de la demanda), en la que el conductor, actuando bajo el pseudónimo de “técnico preocupado” entrevista a una persona que oculta su identidad al fabular sobre una supuesta trama o conspiración universal en la que estarían implicados jueces, fiscales, políticos, y el CNI, resultando que el referido conductor en un momento de la grabación cede su posición a la codemandada a fin de que entreviste a quien se presenta como Nuria Carque  momento en que la codemandada aborda el llamado “Caso Bar España” refiriéndose a la complicidad en el mismo de jueces, fiscales, políticos, Guardia Civil y, en general, de todo el sistema, contexto en el que debe insertarse la publicación, en fecha 12 de agosto y en la cuenta de Facebook de la demandada, de una imagen de la demandante, que aparece enmarcada en un círculo rojo, que se encontraba en un acto académico de sus hijos, con el siguiente texto a pie: “CASO BAR ESPAÑA: La jueza Sofía Díaz ocultaba y archivaba las denuncias de abusos sexuales” (documento n.º 9 de la demanda, consistente en soporte digital de dicha cuenta), resultando que en la publicación indicada la imagen de la actora, ilícitamente reproducida, va seguida de un enlace a “las cloacas del sistema” que al pinchar se abre y conduce a la página que vincula la fotografía de la actora con el llamado “Caso Bar España”.

Lo relatado resulta elemento de prueba suficiente como para acreditar la existencia de intromisión ilegítima, toda vez que, además de la probada falsa acusación, no se ha acreditado que la actora haya ocultado ni archivado denuncia alguna, ni pudo haberlo hecho habida cuenta de que, salvo un corto período de tiempo en que ejerció sus funciones en la jurisdicción contenciosa (Juzgado de lo Contencioso Administrativo n.º 5 de Valencia, al que se incorporó en junio de 1999), la demandante ha venido desarrollando su función jurisdiccional en el ámbito civil desde el año 2002, en que tomó posesión como juez titular del Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Castellón, sin que ni siquiera ejerciera de juez instructora en Vinaroz cuando se presentaron las denuncias falsas que fueron sobreseídas (documento n.º 13 de la demanda). No obstante lo cual, de lo actuado se acredita que fue la codemandada quien directamente promovió a través de las redes sociales la concentración que tuvo lugar ante el Juzgado de Instrucción n.º 5 de Castellón, en solidaridad con quienes estaban siendo enjuiciados por un delito de calumnias contra la demandante; en relación con lo cual consta aportado a las actuaciones (como documento n.º 10 de la demanda) un archivo de mp3 titulado “resurgir patriota” en el que se califica como “llorones” a quienes dicen ser perjudicados -en clara alusión a la hoy demandante, toda vez que la misma es la perjudicada y única denunciante por los hechos presuntamente delictivos objeto de investigación el día de la tantas veces referida concentración a las puertas del Juzgado de Instrucción n.º 5 de Castellón-, a quienes la demandada califica de “gentuza”, “asesinos” y “pederastas” que pretenden “irse de rositas”, admitiendo en el audio que ya tiene preparada la pancarta de tres metros de larga con el lema: “El pueblo vence a los pederastas. Se acabó la impunidad. A por ellos”.

 Con precisa referencia a la intromisión ilegítima llevada a cabo por el codemandado D. XXXXX , la misma se evidencia indubitadamente del extenso monólogo titulado “Conexión: El Fiscal Anticorrupción José Grinda González y la jueza Sofía Díaz García Bar España”, accesible en la web a través del enlace https://www.youtube.com/watch?v=vZIB2c7IUKI(unido a la demanda, como documento n.º 11), en el que se vierten manifestaciones tales como las siguientes: “… por qué nadie saca que la Juez Sofía mata niños. Es que los mata, joder. Se pone la toga y empieza a matar niños. Así de claro”, “Sofía Díaz García que se encuentra en Castellón es una de las partícipes en rituales de niños con Carlos Fabra”, “La juez Sofía Díaz García, con nombres y apellidos, es una juez auténtica criminal, genocida de niños. Huele a azufre y huele a podrido, es una señora que huele demasiado a mierda. Yo difundí el otro día su foto y me he quedado satisfecho. Hay que ponerlos en la pared”, “… porque hay documentos en que se demuestra que está implicada esta señora de marras que lo único que se ha dedicado es a falsificar informes, a silenciar víctimas, a silenciar a padres de víctimas (…) incluso a reunirse en una mesa para decidir a quien se liquidaba y a quien no, y esa es la jueza Sofía, que es una sicaria, sin escrúpulos, una mujer psicópata en serie y una enferma mental que se merece estar fuera de este mundo, en una silla eléctrica y la condeno a una pena de muerte (…) diferente a la tradicional, que se muera poco a poco en un zulo, que sepa sufrir, porque esa mujer no tiene empatía ni nada y ahora que tenga cojones si escucha este video de demandarme, y ya está bien, tenemos que provocar a la bestia, eh, ponerla de frente, porque lo que ha hecho a “técnico preocupado”(en clara alusión al mismo conductor que aparecía en la referenciada grabación a la que se hizo mención anteriormente en relación con la codemandada) no tienen perdón de Dios ...”. Y en otro enlace diferente, https://www.youtube.com/watch? v=mfrokl46Yxg, el codemandado entrevista en su canal al bloguero a “las cloacas del sistema” quien atribuye la autoría de la investigacion a “técnico preocupado”, vertiendo de nuevo determinadas manifestaciones ofensivas contra la demandada, que sin duda integran una vulneración de su derecho al honor, tales como “la juez Sofía Díaz todas las denuncias de abusos sexuales que le llegaban las archivaba”, señalando conocer un caso documentado de “una niña que ha sido violada en un Colegio por un profesor y quien lleva el caso? Sofía Díaz García… lo dejó en stop pero te digo que hay un caso muy reciente que esta mujer lo está llevando y sigue llevando casos de violaciones, tenemos que pensar cuántos casos ha paralizado la jueza y sólo lo que se ha dedicado a hacer es denunciar y perseguir a padre de dos de las niñas abusadas ...” (documento n.º 12 de la demanda, consistente en copia en archivo mp4 del referido y parcialmente transcrito documento digital). Por otra parte, debe recordarse que en la web de podcast denominada “ivoox”, con el título “Descripción de Caso Bar España: Declaración de Mari Carmen Moreno Rius 17/05/2017”, por el codemandado se volcó una entrevista en la que vuelve a tratar el llamado “Caso Bar España” afirmando que se emite en directo en su canal de Youtube “CSI JUAN” y en cuya parte superior izquierda se incorpora la imagen de la actora (documento n.º 14 de la demanda, consistente en archivo mp3). En definitiva, los codemandados en sus aludidas y acreditadas manifestaciones han atribuido a la actora una intervención directa en los delitos que referencian, sin fundamento alguno, y con el más absoluto desprecio hacia un mínimo deber de diligencia que les debía haber conducido a contrastar sus fuentes informativas a fin de comprobar la veracidad de los reprochables hechos públicamente recriminados a la actora, lo cual constituye un típico supuesto de intromisión ilegítima en el honor de las personas físicas. Y es por ello que las pretensiones que se contienen en la demanda merecen ser íntegramente acogidas. Por cuanto se refiere al “ quantum ” indemnizatorio interesado por la demandante, en que se fija la indemnización que la actora solicita como reparación por el daño moral padecido a consecuencia de la constatada intromisión ilegítima, merece ser citada la SAP de Castellón, Sección 3ª, n.º 178/2015, recurso 306/2015 (Roj: SAP CS 672/2015 - ECLI:ES:APCS:2015:672. Ponente: Ilma. Sra. Adela Bardón Martínez), en la que, a propósito de la cuantía de la indemnización interesada por una intromisión ilegítima en el honor de la demandante llevada a cabo a través de Facebook, se declara cuanto seguidamente queda expuesto: “No obstante, como señala el apelante, es cierto que el Tribunal Supremo ha señalado en supuestos como el que aquí nos ocupa la improcedencia de fijar una indemnización que por su cuantía tenga un mero carácter simbólico. Podemos citar en este sentido el contenido de su Sentencia núm 696, de fecha 4 de diciembre de 2014 (Roj:STS 5211/2014-ECLI:ES:TS :2014:5211), cuando se refiere a que: " Ciertamente, la jurisprudencia de esta Sala afirma que hay que respetar en casación la cuantía acordada por el tribunal de instancia salvo que este no se hubiera atenido a los criterios que establece el art. 9.3 LO 1/82 (sentencias de 21 de noviembre de 2008, en recurso núm. 1131/06, y 6 de marzo de 2013, en recurso núm. 868/11, y sentencia núm. 229/2014, de 30 de abril entre otras muchas). Pero también ha afirmado que no son admisibles las indemnizaciones de carácter meramente simbólico. Como declara la sentencia de esta Sala núm. 386/2011, de 12 de diciembre, «según la jurisprudencia de esta Sala (SSTS de 18 de noviembre de 2002 y 28 de abril de 2003) no es admisible que se fijen indemnizaciones de carácter simbólico, pues al tratarse de derechos protegidos por la CE como derechos reales y efectivos, con la indemnización solicitada se convierte la garantía jurisdiccional en un acto meramente ritual o simbólico incompatible con el contenido de los artículos 9, 1.1 y 53.2 CE y la correlativa exigencia de una reparación acorde con el relieve de los valores e intereses en juego (STC 186/2001, FJ 8).» 4.- Cuando la pretensión ejercitada por el afectado gira en torno a la vulneración del derecho fundamental al honor, como es el caso objeto de este recurso, han de aplicarse las previsiones de la LO 1/1982. El art. 9.3 de esta ley prevé que « la existencia de perjuicio se presumirá siempre que se acredite la intromisión ilegítima. La indemnización se extenderá al daño moral que se valorará atendiendoa las circunstancias del caso y a la gravedad de la lesión efectivamente producida, para lo que se tendrá en cuenta en su caso, la difusión o audiencia del medio a través del que se haya producido. También se valorará el beneficio que haya obtenido el causante de la lesión como consecuencia de la misma ». Este precepto establece una presunción iuris et de iure de existencia de perjuicio indemnizable cuando se haya producido una intromisión ilegítima en el derecho al honor, como es el caso del tratamiento de datos personales en un registro de morosos sin cumplir las exigencias que establece la LOPD, y unos criterios para valorar el daño moral.  de validación:https://www.tramita.gva.es/csv-front/index.faces?cadena=2VDTP6GK-6G8T2UGT-CQIJTV1E.

 La jurisprudencia, reconociendo que el daño moral constituye una «noción dificultosa», le ha dado una orientación cada vez más amplia, con clara superación de los criterios restrictivos que limitaban su aplicación a la concepción clásica del pretium doloris [precio del dolor] y los ataques a los derechos de la personalidad. Es daño moral aquel que no es susceptible de valoración patrimonial (lo que no significa que no sea indemnizable) porque no afecta a los bienes materiales que integran el patrimonio de una persona, sino que supone un menoscabo de la persona en sí misma, de los bienes ligados a la personalidad, por cuanto que afectan a alguna de las características que integran el núcleo de la personalidad, como son la integridad, física y moral, la autonomía y la dignidad. Provocan daño moral las intromisiones en el honor e intimidad y los ataques al prestigio profesional, tanto más cuando provocan sufrimiento o padecimiento psíquico, que concurre en diversas situaciones como el impacto o sufrimiento psíquico o espiritual, impotencia, zozobra (como sensación anímica de inquietud, pesadumbre, temor o presagio de incertidumbre, ansiedad, angustia, incertidumbre, impacto, quebranto y otras situaciones similares). Son elementos a tomar en consideración para fijar la indemnización el tiempo que los demandantes han permanecido incluidos como morosos en el fichero, la difusión que han tenido estos datos mediante su comunicación a quienes lo han consultado, y lo "kafkiano" de la situación (incidencias de las gestiones realizadas ante los responsables de los ficheros sin que las mismas hayan obtenido resultado, mayor o menor diligencia de los responsables del tratamiento en dar respuesta a los requerimientos del afectado, grado de inteligibilidad de las comunicaciones remitidas al afectado, etc) por el quebranto y la angustia que conlleva" (F.Jco. CUARTO). La indemnización interesada no es desproporcionada, ni se encuentra injustificada, habida cuenta de la gravedad de los hechos cometidos por los demandados, así como de las consecuencias que los mismos han supuesto para la demandante, considerando que “las intromisiones en el honor e intimidad y los ataques al prestigio profesional (...) provocan sufrimiento o padecimiento psíquico, que concurre en diversas situaciones como el impacto o sufrimiento psíquico o espiritual, impotencia, zozobra (como sensación anímica de inquietud, pesadumbre, temor o presagio de incertidumbre, ansiedad, angustia, incertidumbre, impacto, quebranto y otras situaciones similares)”. De lo que debe inferirse la adecuada solicitud planteada en relación con la indemnización solicitada que, por lo indicado, debe acogerse en su integridad.

CUARTO. Costas. En cuanto a las costas de conformidad con el principio del vencimiento previsto en el artículo 394 de la LECiv se imponen a los demandados. Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente aplicación, FALLO 1º) Estimo íntegramente la demanda interpuesta por DÑA. SOFÍA DÍAZ   GARCÍA y, en consecuencia: 2º) Declaro que DÑA. MARÍA PILAR  BASELGA CALVO y D.XXXX XXXXXXXX  han vulnerado ilícitamente el derecho al honor y a la propia imagen de la demandante y, en consecuencia, ordeno el cese inmediato de toda intromisión por su parte. 3º) Condeno a DÑA. MARÍA PILAR  BASELGA CALVO y D. XXXX XXXXXXXX a publicar la sentencia que recaiga en este proceso en todas sus cuentas de Facebook, Instagram, Youtube, Twiter y de cualquier otra red social de naturaleza análoga, así como a retirar de cualquier otro canal o medio, del que figure como suscriptor o no, cualquier comentario, podcast o similares que los demandados hayan podido subir o colgar y que se refieran directa o indirectamente a la demandante. 4º) Condeno a los demandados, de forma mancomunada, a indemnizar a la demandante en la cantidad de 48.000 euros (CUARENTA Y OCHO MIL EUROS), a razón de 24.000 euros (VEINTICUATRO MIL EUROS), cada uno de ellos, en concepto de daños y perjuicios causados. 5º) Procede expresa imposición de las costas causadas en esta instancia a la parte demandada. Así por esta mi sentencia, de la que se librará testimonio suficiente para su unión a los autos de su razón, lo pronuncio, mando y firmo. Notifíquese la presente resolución a las partes personadas, previniéndoles que la misma no es firme, por caber contra ella recurso de apelación. De conformidad con la D.A. 15ª de la LOPJ, para que sea admitido a trámite el recurso de apelación contra esta resolución deberá constituir un depósito de 50 €, que le será devuelto sólo en el caso de que el recurso sea estimado. El depósito deberá constituirlo ingresando la citada cantidad en el banco BANESTO, en la cuenta correspondiente a este expediente (JJJJ 0000 CC EEEE AA) indicando, en el campo “concepto” el código “02 Civil-Apelación” y la fecha de la resolución recurrida.  En el caso de realizar el ingreso mediante transferencia bancaria, tras completar el Código de Cuenta Corriente (CCC, 20 dígitos), se indicará en el campo “concepto” el número de cuenta el código y la fecha que en la forma expuesta en el párrafo anterior. En ningún caso se admitirá una consignación por importe diferente al indicado. En el caso de que deba realizar otros pagos en la misma cuenta, deberá verificar un ingreso por cada concepto, incluso si obedecen a otros recursos de la misma o distinta clase.

domingo, 3 de junio de 2018

Sobre el LUCIFERISMO en la MODA y el ARTE en general

Interesante tertulia en Fénix Cognitum, con Félix Rodrigo Mora, Francesco y Pedro Paniagua como moderador.


sábado, 26 de mayo de 2018

La FALTA de LIMITES, la CLAVE de BÓVEDA de nuestros DESASTRES

Todo lo que está pasando, Caso Gürtel, Caso Noos, Caso ERE, CasoPlón, Manada, Mastergate... tienen el mismo origen común: la falta de límites, que no es otra cosa que la ausencia de valores morales y de conciencia de lo que uno puede y debe hacer.

En el siguiente artículo, Antonio Galindo explica muy bien cómo nuestra cultura del siempre querer superarnos más allá de los límites es el camino garantizado hacia la infelicidad, o incluso la desgracia. Pues en lugar de ser conscientes de quienes somos, de aceptar que no lo podemos todo pero sí podemos intentar ser eso que somos, ni más ni menos, pero lo mejor posible, en lugar de eso, decía, buscamos "superarnos", "ir más allá de nuestros límites" en una búsqueda siempre frustrante de alcanzar algo fuera de nosotros, diseñado desde fuera y que genera desasosiego, inseguridad e infelicidad, porque estamos buscando en la dirección equivocada creyendo en la máxima cainita que ponernos límites es una merma a nuestra libertad. Cuando la libertad no es transgredir sino ser libre de poder elegir lo que es bueno para nosotros y los demás.
Tenemos un ejemplo flagrante de esta ausencia de límites, y de aceptación de lo que uno es, con el caso de la chica de la Manada: una joven completamente desubicada, que se pone en peligro, que busca situaciones excitantes, extremas, que le hagan sentirse importante y deseada, que busca transgredir toda norma, que se falta el respeto y que, porque le robaron el móvil y por miedo a qué dirá su madre, con 18 años ha destruido su vida, la de su familia y la de los 5 chicos condenados a 9 años de cárcel...

Creía ser libre porque había transgredido las normas sociales, pero, en realidad, fue presa y víctima de su deseo de gustar y ser poseída por varios hombres a la vez.

Su falta total de límites en su comportamiento, de referencias morales, de saber qué se puede y no se puede hacer, por su propio bien y el de los demás, con sus mentiras ha arrastrado a seis familias a la desgracia. 

Mientras ellos, desalmados, en su deseo de añadir una muesca más a su pistola y poder fardar de una nueva hazaña, en su curriculum de machos en celo que, supuestamente, haría brillar sus poderes viriles ante su círculo de seguidores, han perpetrado una felonía sobre una niña incauta, dejándola tirada en un portal, de la forma más deleznable que uno pueda imaginar. El caso de La Manada describe una juventud desnortada, inmoral y autodestructora. Y no puedo dejar de preguntarme: estos chicos ¿no tienen padres, madres, abuelos, tíos que les indiquen el camino?


Ver las imágenes de origen
Debemos cuidar de nuestros hijos, educar mejor, vigilar y poner límites en base a principios morales claros y firmes.

Somos todos, de alguna manera, responsables de lo que pasa a nuestro alrededor, y en particular con la juventud. 

Por nuestro bien y el de la Humanidad, todos debemos ayudar a construir un mundo mejor. Empecemos con nosotros mismos, nuestra familia, nuestro entorno.
Todos debemos aprender a dar al mundo lo mejor de nosotros mismos. Y hacerlo con abundancia y generosidad, es decir, con amor.


Madrid.

20 de mayo de 2018. 08:22h La Razón.


La lucha del hombre moderno contra sí mismo consiste en salir de los límites que la vida marca para él. En los libros de autoayuda y en la psicología al uso se abusa de expresiones tales como "poder sin límites" y también se promulga que los límites representan un menoscabo para la libertad humana, que todo está a nuestro alcance y que vivir una vida limitada es algo indeseable. Están de moda filosofías existencialistas de vivir, no tanto el presente, sino sin límite de placer, de experiencias, de riesgo, evitando lo doloroso y evadiéndose de aspectos humanos como la compasión o la entrega a los demás. Entrega que no significa sacrificio sino el noble gesto de compartir con otros las propias cualidades.
Un ser humano tiene unas facultades y no otras, tiene valores, dones y habilidades que le son propias. Las facultades de una persona no son las de otra. Al igual que un manzano no da peras ni el roble, fresas, un ser humano es un Ser único y limitado en el sentido de que, lo que le hace ser sí mismo, es aquello de lo que está dotado. La dotación no implica estar por encima o por debajo de alguien sino asumir y reconocer lo que somos como expresión de humanidad. Nuestros talentos nos representan y nos limitan en el sentido expansivo de SER lo que somos.
Un dato interesante es éste: se piensa comúnmente que una persona insegura es alguien que no se atreve a tomar decisiones o alguien que duda. Desde el  enfoque que propongo de asumir lo limitado como algo propio que da la entidad de Ser, la inseguridad no es sino la poca percepción que tiene una persona de sus propios límites, o sea, alguien que no sabe lo que realmente es. No lo somos todo ni nunca lo seremos: somos el límite que al nacer se nos dio para desarrollar al máximo lo que hay dentro de este límite. Y en esto consiste nuestra ilimitada contribución: no en ser más de lo que somos, sino en ofrecer y dar sin freno lo mejor de nosotros mismos.
La mente desconectada del Ser tiende a creerse o por encima o por debajo de los límites. Hace eso para falsamente definirse. No lo hace en base a las propias facultades sino a la comparación de querer más de lo que realmente puede. Este es el concepto de reconocimiento que hemos adquirido de la cultura competitiva: un elegante tipo de soberbia, que no es sino la antítesis de la humillación. Como alternativa de equilibrio se halla la humildad, concepto que se confunde con sumisión pero que nada tiene que ver con éste. La humildad es el hecho de ser uno mismo, ni más ni menos.
Veamos: humillación es el estado mental de menoscabo y de falta de reconocimiento de las propias facultades y talentos. Implica, por lo tanto, no reconocimiento de lo que uno es, pero por defecto. Soberbia es el estado mental de superioridad, de creerse más de los límites que uno tiene. Por lo tanto, tampoco implica reconocimiento de lo que uno es, pero por exceso. Ambos extremos ciegan el cielo de la humildad, que no es sino el estado de Ser y estar donde se hace honor a los propios límites, un lugar de expresión máxima de las facultades y cualidades que llevamos dentro.
Entender que las diferencias individuales son limitadas, y que por eso son individuales, es la clave de la aceptación personal. Por ende de la seguridad. Sólo que este planteamiento no hace mucha gracia a quienes diabólicamente confunden presencia de límites con falta de libertad.
Habiendo reinterpretado el concepto de límite y como éste nos emplaza a la máxima expresión de SER lo que somos, hemos de entender cómo la ausencia de límites está a la orden del día y es fuente de confusión y conflicto:
· En la familia: hijos hedonistas y adictos que buscan placer sin límite. Ello lleva a tiranía e incontinencia emocional, las bases de la pornografía.
· En la pareja: uniones de cónyuges que se aburren consigo mismos y buscan experiencias sin fin para mantener el estímulo de la ausencia de límite.
· Programas educativos que no creen en el límite moral, en valores, y generan lo contrario de lo que pretenden (inseguridad y sujetos sumisos dependientes de la aprobación de los demás).
· La propia sociedad que interpreta límite como barrera y fomenta la superación de los límites humanos como algo deseable y valiente, llegando a tener la consideración de que ser un ser humano es poca cosa, de que no tener experiencias nuevas y no superar la propia humanidad hace infelices.
· O políticos que no tienen límite en su avaricia ni en la falta de amor a los ciudadanos que ya no representan.
Cuando al fin vemos la realidad a través del valor de los límites, entonces somos libres de comprender que la ausencia de límites es la causa de la infelicidad. Por lo tanto, vivir con la conciencia de Ser ni más ni menos lo que somos, conduce al amor.
Antonio Galindo es psicólogo en Asesores Emocionales