viernes, 14 de diciembre de 2018

Toreando la CENSURA: Historia de Marquitos

Cuando la izquierda democrática, abierta y libertaria prohíbe describir la realidad, porque se ve cuestionada, siempre nos queda la poesía.



jueves, 6 de diciembre de 2018

Bush y Mc Cain ejecutados. John Kennedy junior está vivo y más

Cada día me levanto preguntándome qué cosa nueva ha pasado que me va a dejar de piedra.


Según las fuentes que dejaré abajo, 
Las últimas noticias son:

Guantánamo ha sido preparado con un gasto de 200 millones de dólares para acoger a 4000 detenidos de alto nivel que hayan pasado por los tribunales militares ya que Guantánamo es una prisión militar.

Tanto el asunto del espionaje a Trump y su equipo por parte del FBI y por orden de Partido democrata, es decir, el reporte FISA como los emails de Hillary que tenía en abierto para poder ser hackeados por los chinos, su responsabilidad en el asunto de Benghazi y en el asesinato del embajador de EEUU en Libia, y la venta ilegal de uranio americano a Putin a beneficio de la fundación Clinton conocido como Uranium One, son todos temas de alta traición a la nación y serán juzgados en tribunales militares, pero según dicen, a puerta cerrada.

Excepto el  juicio a John Brennan, que, según dicen, no sólo será juzgado de manera pública sino que será retransmitido por televisión. y añaden que será ejecutado con la horca.

John Brennan fue dire ctor de la CIA hasta enero de 2017, con Obama también fue director de la Oficina de Seguridad Nacional, con  Bush hijo fue el primer director del Centro nacional de Contraterrorismo, centro creado por Bush a raíz del atentado de las torres gemelas.

Varias fuentes afirman que Bush padre fue ejecutado por inyección letal, por crímenes contra la humanidad y la ejecución se hizo a puerta cerrada para, dicen, preservar su dignidad y su legado. No sé qué legado y qué dignidad tiene ese hijo de Satanás...

También dicen que lo mismo hicieron con  Mc Cain, ejecución por inyección letal ya que el motivo dado para su muerte no se corresponde con la realidad. Nadie se muere de un día para otro porque te hayan retirado la radioterapia!

Como podéis ver en varias fotografias,  le pusieron a Mc Cain  un tipo de cepo con localizador de GPS en la pierna para que no se largara, como por lo visto también le han puesto a Hillary y a Chelsea Clinton.

Además de la investigación sobre la fundación Clinton que ya está en curso,  una nueva testigo  afirma que la fundación Clinton es la mayor plataforma de abuso, tráfico y pornografía infantil del planeta y que lo sabe porque su ex marido era el fotógrafo de pornografía infantil de la fundación.




Ver las imágenes de origen


Pero lo más impresionante que he sabido en mis navegaciones por los medios alternativos americanos como SGT Report, Liz Crokin, David Zublick y otros, es que en el equipo de Q está John John,
es decir, el hijo de John F. kennedy!!

John Kennedy Junior tendría ahora 58 años, habría fingido su muerte en un accidente de aviación.
Y su identidad actual sería Vincent Fusca y ha sido visto en numerosos mítines de Trump, incluso su mujer ha sido reconocida entre el público.

Los investigadores afirman que es muy posible, dado que no hubo fotografías de los cuerpos ni de médicos forenses, y que se cremaron los cuerpos de los supuestos tres pasajeros tirando las cenizas al mar.

Sería una de las personas que están trabajando con Trump, de hecho, en varios mensajes de Q se ha hecho mención a Kennedy, incluso diciendo, " es mi padre".

Así que atentos a lo que puede pasar en las próximas semanas.




martes, 4 de diciembre de 2018

MÁS PRUEBAS de que el ARTE es un NEGOCIO DE MAFIOSOS

Negocio de mafiosos pero protegidos por el Estado.
En estos vídeos doy varios ejemplos de cómo funciona el mecanismo del "ARTE" como  arte del mangoneo, la trampa y el desfalco de las arcas públicas.


Y este sobre la desaparecida colección del Duque de Hernani.
Con todo esto, el que no se divierte, es porque no quiere!




miércoles, 28 de noviembre de 2018

viernes, 16 de noviembre de 2018

Los MASONES detrás de la EXPULSIÓN de los JESUITAS y de la destrucción de ESPAÑA



En este ensayo, suma de artículos ya publicados, el autor, Francisco Franco bajo el seudónimo de Jakim Boor, explica que la masonería, que nació en Inglaterra y Escocia, tiene copado el poder de las instituciones en Gran Bretaña, pero señala que los masones británicos son patriotas. No así los masones españoles, que son traidores a su patria porque obedecen a los intereses de los peores enemigos de España: la masonería británica y francesa.
La expulsión de los jesuitas era la maniobra necesaria para que los masones se hicieran con el poder en España. 
Para Franco, El gran secreto es el odio histórico de los masones españoles a España, que llevan 300 años trabajando para destruirla.

Recordemos cómo se agarraba Rajoy a su botella de whisky mientras le entregaba la presidencia del gobierno a Pedro Sánchez en lugar de dimitir.... Eso que nadie entendió se explica simple y llanamente por el hecho de ser masón: obediencia debida.

Ver las imágenes de origen
Cita de "Masonería" por Jakim Boor, seudónimo de Francisco Franco, la negrita es mía: 
El gran secreto. Abril 1948. 
" Un rey, dos infantes y varios duques, marqueses y otros nobles ejercieron altas jerarquías (en la masonería) y hasta el cargo de gran comendador al correr del siglo XIX; rodean el Trono en el reinado de Carlos III bajo la sombra del todopoderoso conde de Aranda, de triste recordación. Un duque de Alba, contemporáneo de aquel Monarca, fragua el motín de Esquilache, que luego achaca, hipócritamente, a los padres jesuitas. A su muerte se retracta de sus yerros con el obispo de Salamanca, ante quien se declara autor del motín, que había organizado por odio que confesó tenía a la Compañía de Jesús. 
Participaron con atrevimiento en la maniobra el masón francés duque de Choiseul, el conde de Aranda, el de Campomanes, Azara y el entonces ministro de Estado don Ricardo Wall
En el expediente secreto contra los jesuitas intervinieron igualmente masones tan sólo, bajo la dirección y estrecha relación de Alba, como fueron don Miguel María de Nava, don Pedro Rodríguez Campomanes, don Luis del Valle Salazar y don Pedro Rico Egea, miembros todos destacadísimos de la gran logia española.
El asesinato del general Prim por las logias españolas, demostración elocuente de la anarquía y criminalidad que en ellas reinaba, motivó la retirada del Rey saboyano; tras el caos de la República, en que las logias vivieron en plena anarquía y luchas intestinas, la restauración de Alfonso XII parecía que, por las promesas solemnes hechas al tradicionalismo, iba a librarnos de aquella influencia nefasta; 
pero la adhesión a la Monarquía del partido liberal republicano, bajo la jefatura de don Práxedes Mateo Sagasta, llevó a los diez meses al Poder a este ilustre masón, que, con el nombre simbólico de “hermano Paz” y con el cargo de gran comendador de la masonería española, fue desde entonces el inspirador de toda la política monárquico-liberal contemporánea. 
La masonería española se distinguió siempre por su carácter eminentemente ateo y antinacional. 
La encontramos inspirando al Trono y dominando al Gobierno en la primera expulsión de los jesuitas; se repite con la Reina Gobernadora, cuando el masón Mendizábal pone a su firma el decreto-ley de disolución de las Ordenes religiosas y el latrocinio de sus bienes; domina el Gobierno y las Cortes españolas en los tiempos modernos, cuando de nuevo se disuelve la Compañía de Jesús, se queman las iglesias y se promueven persecuciones. 
De origen masónico fueron todos los movimientos revolucionarios que en siglo y medio se suceden en nuestro territorio, y los de secesión de nuestros territorios de América, y masones los gobernantes y generales comprometidos en todas las traiciones que mutilaron nuestra Patria. 
Masón era Morayta y los que con él desde España alentaron la insurrección cubana, y masones los que en las Cortes, y a espaldas de aquel Ejército, los traicionaron para la renuncia y la rendición; masones eran muchos de los políticos constitucionalistas que arrastraron con sus consejos en los últimos tiempos en su caída a la Monarquía, y masones los que recogieron con la República el fruto de aquella hipócrita traición, e igualmente masones los que entregaron España a las Brigadas Internacionales y a las checas y comisarios de Moscú. 
Por eso es legítima la posición española, pues lo mismo que otras naciones vienen hoy eliminando de su administración o de los puestos clave a los comunistas, por traidores y al servicio de otra potencia, España tiene un derecho soberano sobre quienes, con una ejecutoria de maldad tan larga y continuada, en la misma forma la vienen traicionando. 
Con una diferencia: que el comunismo, por su falsa propaganda social, mueve e inspira sentimientos de masas, y ella, por lo menos en España, sólo a unos contados millares de sinvergüenzas y logreros. 
Nace en nuestra tierra la masonería por la aventura de aquel desdichado duque de Wharton, de triste recordación en la Gran Bretaña, que después de haber sido jefe de su gran logia, expulsado de ella por sus traiciones e inmoralidades, fue el fundador de nuestra masonería, la cual, después de una vida azarosa, plena de personalismos, traiciones e influencias francesas, cayó bajo la triste y desdichada República en el centro de atracción de ateos, libertinos, estafadores y ambiciosos de la peor calaña. 
Son múltiples las publicaciones masónicas que al correr de los años han aportado una prueba abrumadora de estas traiciones; pero no es necesario retroceder en la Historia para constatar tales hechos. 
El año último se publica en América, por la editorial Kler, de Buenos Aires, una novísima edición del Diccionario Enciclopédico de la Masonería, redactado por dos eruditos francmasones, don Lorenzo Frau Abrines y don Rosendo Arus Arderíu, grados 33 del rito escocés antiguo y aceptado, y el segundo de ellos gran maestre de la gran logia regional catalanobalear. En él aparecen retratados, con sus mandiles y atributos, muchos de los principales personajes de las distintas naciones, a quienes por su alta jerarquía política los consideran dignos de figurar en su libro de honor. 
No faltan en él las figuras históricas españolas, y en el tercer tomo, en la parte histórica de la masonería destinada a España, confirma con las siguientes palabras su acción decisiva bajo nuestra República: 
149 masones conocidos figuraron en las Cortes Constituyentes de la República, aparte de los ministros, subsecretarios, gobernadores civiles de las distintas provincias y directores generales” (página 467 del tomo tercero). 
Pero aún hay más: en el mismo tomo, y en la página 468 y siguientes, que dedica a la España masónica en el exilio, se inserta un escrito elevado por el que titulan actual gran comendador, don Enrique Varea Pérez, y el gran secretario general, Isidro Sánchez Martínez, dirigido al Supremo Consejo de la jurisdicción Sur de los Estados Unidos en Norteamérica, con sede en Wáshington, que éste publica en la Memoria del día 15 de octubre de 1945, y en el que, después de expresar un atajo de falsedades sobre persecuciones y ejecución de masones, que dicen están ocurriendo en España, apelan a los sentimientos de la fraternidad masónica para pedir “que por su mandato se contribuya a formar alrededor del problema de España una atmósfera, valiéndose de sus relaciones e influencias entre los cancilleres, haciendo que los hermanos escritores, profesionales, etc., traten el tema en sus periódicos y revistas en que ellos colaboren, por medio de conferencias, por los procedimientos que su propia iniciativa determine, para reinstalar en España las libertades que le han sido arrebatadas por la fuerza”. 
Si a esto se une la calidad de masón de Trygve Lie (político sueco, Primer Secretario General de la ONU)—de los del contubernio, de los que juegan a los dos paños, al masónico y al bolchevique— y la de muchos de los miembros destacados que en la O. N. U. se asientan, se explicará el hecho de que una minoría exigua de individuos contra el ambiente universal, con clara injusticia y traicionando en muchos casos a sus propias naciones, suplanten su voluntad llevando sus pasiones y su sectarismo al terreno de lo internacional. Este es el gran secreto de que los medios internacionales, incluso contra su propia conveniencia, persistan en esa malquerencia contra nuestra nación y se retrase la proclamación solemne de lo que ya es indiscutible ."


jueves, 11 de octubre de 2018

Desaparece el director de Interpol Meng Hongwei mientras Hillary se informa sobre los ataques con ácido

No puedo creer lo que acabo de leer:

Los servicios de inteligencia exterior rusos le pidieron el 29 de septiembre pasado a INTERPOL que investigara las sospechosas actividades de Hillary Clinton que viajó a Londres para ser  informada por el alcalde de Nueva York sobre el uso de ácido en ataques callejeros .

Ver las imágenes de origen
Joven que se manifestaba en Londres en contra de las políticas del alcalde musulmán de Londres Sadik Khan: quedó desfigurada por el ácido.
Ahora la bruja Hilaria
se interesa MUCHO por estos ataques callejeros a los ciudadanos....

El director de INTERPOL (policía internacional), el chino  Meng Hongwei, el que estaba investigando este extraño interés de la bruja Hilaria por los ataques callejeros con ácido, de repente ha desaparecido, y aunque el gobierno chino dice que todo está bien, su esposa está destrozada por su desaparición.

Huele  a chamusquina.



viernes, 5 de octubre de 2018

Sobre el AMARILLISMO CATALÁN


Dos JUEZAS acusan a MARIO DÍEZ de atentar a su honor cuando JAMÁS las ha siquiera nombrado

El esquema se repite:

en un ambiente de acusaciones de pederastia, dos juezas acusan a un ciudadano de haberlas difamado cuando éste jamás las ha nombrado: exactamente lo mismo que me ha pasado a mí.

Deseo de todo corazón que en su caso se haga justicia. Porque en mi caso, ha brillado por su ausencia.




--------------------
He sido condenada por algo que no hice. Haz clic aquí si quieres saber lo que me ha pasado.

Si me quieres ayudar a pagar un multa totalmente injusta que suma 31.200 euros,

te estaré eternamente agradecida.

Mi cuenta de paypal es nomoriridiota@gmail.com

mi número de cuenta bancaria:
BANCO BBK: C/C ES26 2095 0467 70 9105 239479


Para otros medio de pago, escríbeme a nomoriridiota@gmail.com 

Muchas gracias de antemano por vuestra ayuda y cariño.

jueves, 27 de septiembre de 2018

DUCHAMP reconoció públicamente que el URINARIO fue un montaje deliberado de ingeniería social

Versión en vídeo de este artículo:


Al final de mi anterior artículo, comenté  una entrevista que le hicieron a Duchamp en 1964.
Pero creo que es un texto de gran trascendencia del que se pueden sacar importantes conclusiones.
Vamos  a sacarle punta a esas cuatro frases.

Entrevista al diario francés “L’Express”, Duchamp a Otto Hahn el 23 julio de 1964:

“Mi fuente-urinario partía de la idea de hacer un ejercicio sobre la cuestión del gusto: elegir un objeto que tiene la mayor posibilidad de no ser amado. Un urinario, hay muy poca gente que encuentre eso maravilloso. Porque el peligro está en el deleite estético. Pero se puede hacer que la gente se trague cualquier cosa, y es lo que ha ocurrido.” 

1. "MI fuente urinario".

Duchamp empieza con una mentira atribuyéndose la autoría de la "obra más influyente del siglo XX", creyendo que nadie encontraría las cartas a su hermana Suzanne. Estamos en 1964,se sabe amparado y apoyado por todo el aparatchik de los que controlan el discurso sobre el arte, una mafia sin fisuras que no dejará que se conozca la identidad de la verdadera autora, la Baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven. La carta donde reconoce que la idea no fue suya está publicada desde 1983 pero  ningún libro del establishment ha corregido la atribución, y 40 años después, se siguen publicando libros y artículos que repiten la mentira.
Mientras tanto, el libro de la joven historiadora canadiense Irene Gammel que demuestra la identidad de la amiga no se ha promovido en absoluto. (GAMMEL IreneBaroness Elsa: Gender, Dada, and Everyday Modernity—A Cultural Biography. Cambridge: MIT Press, 2002.)


Veamos la carta de Duchamp a su hermana:

 “11 de abril 1917
Mi querida Suzanne____
(…)
Una de mis amigas, bajo un seudónimo masculino, Richard Mutt, había enviado un urinario (pissotière en el texto original) de porcelana como escultura. No era en absoluto indecente. Ninguna razón para rechazarla. El comité ha rechazado exponer esa cosa. He dado mi dimisión y he aquí un chisme que tendrá su valor en Nueva York ____
(…)
Affectt

Marcel” 

en Affctt Marcel.The Selected Correspondance of Marcel Duchamp, Francis M. Naumann & Hector Obalk, Thames &Hudson, 2000, p. 47.


Notemos que, desde el principio, el urinario era para él "esa cosa", no dice "pieza" o "escultura", sino esa cosa.

2. "fuente-urinario".
Para Duchamp, el objeto es y  sigue siendo un urinario. El poético título "Fuente" fue creado por Alfred Stieglitz, el que primero fotografió el objeto, un típico eufemismo surrealista para encubrir tras una bella palabra una afrenta al arte y al respeto del público. Pero Duchamp no es surrealista ni poeta, era jugador, jugador de ajedrez. Es un hombre muy inteligente y ambicioso, inmoral, que vendió su alma para ser famoso. Para él esa cosa era y seguía siendo un urinario en 1964. Punto.

3.  " hacer un ejercicio sobre la cuestión del gusto".
En nuestra cultura, un ejercicio es una práctica propuesta por un maestro a un neófito, previo acuerdo mutuo de lo que se está haciendo. Si el urinario es un ejercicio sobre el gusto, el público debería ser informado abiertamente para que nos podamos ejercitar conscientemente y reflexionar sobre lo que está pasando. No puede ser un "ejercicio" si el que se ejercita no sabe lo que está haciendo. En ese caso, la palabra correcta no es "ejercicio" sino "trampa".

En realidad, Duchamp utiliza la palabra "ejercicio" porque no puede decir la verdad: no se trata de un " hacer un ejercicio sobre el gusto" sino de hacer un "experimento con el público".

4.  "la cuestión del gusto"
 En el pasado de la historia de la estética, la cuestión del gusto siempre fue la del buen gusto. Trataba  de cómo se podía llegar a la excelencia. Sin embargo, desde el loco y alcohólico Edward Munch, los pensadores vinculados al lobby jázaro de las galerías y museos están empeñados en llevar la discusión de la estética a la belleza de lo feo, a la anti estética, a la inversión, ensalzando los vómitos ególatras de los creadores financiados por ellos y opacando a los artistas que buscan dulzura, belleza y bondad, a los que tildarán de reaccionarios, retrógrados, anticuados, antimodernos, anti progreso,  anti libertarios, ñoños, cursis, remilgados....

Detrás de la expresión " hacer un ejercicio sobre la cuestión del gusto" debemos leer un experimento para ver cuánto es capaz de tragar el público, como dice él mismo más adelante. 

5. "elegir un objeto que tiene la mayor posibilidad de no ser amado".

Aquí nos queda clara la deliberada intención del experimento: elegir lo repulsivo, lo desagradable, lo no amable. Porque arte, amor y belleza van juntos: el ser humano ama la belleza de forma espontánea, no se trata de cultura o educación sino de nuestra esencia humana que busca la belleza, el amor, luego la paz. Pero, como la Humanidad es también borrega, se puede hacer que la gente "se trague cualquier cosa, y es lo que ha ocurrido.” El experimento tiene como propósito de subvertir el orden natural de las cosas y llevar al público a una experiencia desagradable, es decir, que es un experimento sádico.

6. "Un urinario, hay muy poca gente que encuentre eso maravilloso."

Aquí Duchamp reconoce que la Humanidad, en su inmensa mayoría, no está programada para la fealdad y lo asqueroso, amar la fealdad será, pues, lo propio de una ínfima minoría,  una enfermedad, una desviación de la naturaleza humana. 
Todo apunta a que lo que quiere Duchamp es hacer arte enfermo.

7. "Porque el peligro está en el deleite estético".
Ésta es la mejor frase, donde delata que hay un plan, hay una agenda oculta detrás del pretendido "ejercicio sobre el gusto", revela el verdadero propósito del "experimento" sin trampa ni cartón: hay que evitar a toda cosa el deleite estético porque eso es peligroso.

¿El deleite estético es peligroso?  Esto es una idea absolutamente nueva en nuestra cultura cristiana, jamás nadie en la historia de la estética y del arte ha planteado semejante idea. Esto es una bomba que soltó Duchamp en 1964 y nadie la ha recogido y comentado, ¿no es esto extraño?
Y ¿por qué nadie lo ha comentado? Porque el discurso sobre el arte está monopolizado por esta mafia jázara que no deja que nadie publique o exprese lo que ocurre: el discurso oficial del arte es cainita, es decir, invertido, o satánico y no se publicará ni difundirá nada que lo cuestione. 

Pero ¿para quién es peligroso el deleite estético? ¿Para el público? No parece Duchamp muy preocupado por lo que es bueno para el público ya que no le avisa de que está siendo sometido a un ejercicio, o experimento. Su desprecio al público queda patente en la frase siguiente cuando dice que es fácil hacerle tragar a la gente cualquier cosa. Queda claro que Duchamp no está preocupado por algún peligro que pudiera correr el público.
Entonces, si no se trata de que el deleite estético es peligroso para el público, ¿para quién es peligroso?

No será que la peligrosidad del deleite estético está en que la belleza del arte empodera al público? La belleza del arte vuelve, al que lo contempla, fuerte, poderoso, feliz y amoroso. Y eso es lo que hay que evitar a toda costa, y lo vamos a conseguir porque...

7. "se puede hacer que la gente se trague cualquier cosa, y es lo que ha ocurrido.”

Concluye que la gente es fácilmente manipulable, que han hecho un "ejercicio" o juego o experimento o manipulación y que ha funcionado, lo han conseguido, hacer creer a la gente que un urinario es arte y que se puede hacer que la gente borrega se extasíe ante una letrina.

Lo gracioso del caso, es que hoy en día, en el mundo de los museos, galerías y expertos del arte, todos creen y repiten que el urinario es una idea genial que ha liberado el arte de la belleza y del vínculo de l obra con la sociedad. Todos se han tragado cualquier cosa, se creen en posesión de la verdad y se ríen de los que NO han caído en la trampa, se mofan de los que, gracias a nuestra divina humanidad, hemos sobrevivido  al ejercicio, al experimento, al engaño. 

--------------------
He sido condenada por algo que no hice. Haz clic aquí si quieres saber lo que me ha pasado.

Si me quieres ayudar a pagar un multa totalmente injusta que suma 31.200 euros,

te estaré eternamente agradecida.

Mi cuenta de paypal es nomoriridiota@gmail.com

mi número de cuenta bancaria:
BANCO BBK: C/C ES26 2095 0467 70 9105 239479


Para otros medio de pago, escríbeme a nomoriridiota@gmail.com 

Muchas gracias de antemano por vuestra ayuda y cariño.


miércoles, 26 de septiembre de 2018

MARCEL DUCHAMP y la gran impostura del ARTE MODERNO

Versión sonora de este artículo:





Ver las imágenes de origen
Duchamp, ídolo de los artistas conceptuales, 
un impostor sin paliativos junto a 

¿su urinario?

En el 2004, la BBC y el bilderberguiano diario El País remachaban  la afirmación según la cual el Urinario de Duchamp había sido elegido por 500 expertos como la obra señera del siglo XX.  Pero ¿quiénes son esos 500 expertos? Imposible saberlo. Ninguna información sobre dónde y cómo se había hecho la pretendida encuesta. La BBC puede afirmar lo que le venga en gana, que nadie se atreverá a rebatirle o pedir explicaciones de semejante titular.
Me propongo, en las siguientes líneas, desmontar la mayor estafa detrás de "la obra más influyente del siglo XX".


Para demostrar la mentira de la historia oficial del arte moderno, utilizaré el método del caso y me centraré en la célebre letrina, porque  permite entender cómo se fabrican los iconos e ídolos,  y cómo la historia oficial del arte del siglo XX no es algo serio y contrastado, que se revise a medida que aparecen nuevas informaciones, sino que es una sarta de historietas hilvanadas a otras mentiras, repetidas por los interesados sin rubor alguno, y que van tejiendo un engaño muy bien trabado.


La carta incriminatoria

La siguiente carta de Marcel Duchamp desde Nueva York  a su hermana Suzanne, enfermera en París, en plena guerra mundial, se dio a conocer en 1983 [1]. En ella, el francés se refiere a una amiga como la persona que presentó a una exposición un urinario como escultura. En 2002, la historiadora canadiense Irene Gammel demostró que dicha amiga era la Baronesa Elsa Hildegard von Freytag-Loringhoven[2]. Dos años después,  la BBC  y  “El País” -el eco del Establishment en español-  afirmaban que tras una encuesta, 500 expertos en arte habían elegido al urinario de Duchamp como la obra más influyente del siglo XX. Sospecho que no se hizo ninguna encuesta, sino que vieron necesario remachar el clavo que podría caer tras la publicación del trabajo de Gammel. Así se mantienen las mentiras, generando fake news para encubrir la verdad y repitiéndolas hasta el aburrimiento[3].

Veamos la carta de Duchamp a su hermana:

 “11 de abril 1917
Mi querida Suzanne____
(…)
Una de mis amigas, bajo un seudónimo masculino, Richard Mutt, había enviado un urinario (pissotière en el texto original) de porcelana como escultura. No era en absoluto indecente. Ninguna razón para rechazarla. El comité ha rechazado exponer esa cosa. He dado mi dimisión y he aquí un chisme que tendrá su valor en Nueva York ____
(…)
Affectt
Marcel” [4]

-Notemos que, en 1917, Duchamp se refiere a la “obra” que posteriormente se atribuyó como “esa cosa”.-

No es la primera, ni la última vez, que un artista con afán de protagonismo se atribuye la autoría de una obra de otro artista. El plagio está a la orden del día dado que la ceguera de un ego desbocado no tiene límites y no repara en que las mentiras siempre tienen patas cortas.

Pero estamos aquí ante la mayor estafa del arte moderno mantenida deliberadamente hasta hoy. 

Primero, Duchamp sabía perfectamente que aquel urinario había sido la idea de su amiga alemana y dadaista, la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven. 

Segundo, desde 1983,  fecha de la publicación de su correspondencia, es decir, hace casi 40 años, todos los expertos en Duchamp saben, o deberían saber, que él no fue el autor a pesar de haberlo dicho y repetido a lo largo de toda su vida. 

Tercero, porque a pesar de saberse la verdad de la autoría, los medios del Establishment ignoran los nuevos datos y siguen machaconamente sosteniendo que esa cosa  es una obra de Duchamp y la más influyente del siglo XX[5].


 Expertos que son juez y parte

En 1969, Arturo Schwarz publicó por primera vez dos voluminosos tomos titulados Las obras completas de Marcel Duchamp[6], obra que revisó y reeditó en 1996 y 2000 (es decir, después de la publicación de La carta), convirtiendo así su recopilación en la Biblia sobre Duchamp. -Hay que recordar al lector que toda esta estafa del arte de caca-culo-pedo-pis se fragua en los años 60, cuando Theodor Adorno (realmente Theodor Wiesengrund) y sus secuaces manipuladores de la Escuela de Frankfurt se adueñan del discurso sobre el arte.-

Y ¿quién es este experto en Duchamp tan interesado en controlar lo que se dice y piensa sobre el artista? ¿Un pensador, un profesor de alguna universidad? ¿Un filósofo o un historiador? No. Schwarz es un comerciante de arte, es el dueño de la Galería de arte Schwarz en Milán, y el que logró, en 1964,  la exclusiva para realizar las llamadas réplicas del infausto urinario así como del insulso Botellero, firmadas y numeradas por Duchamp. Es decir, que el milanés no tiene ningún interés en que se sepa la verdad del fraude, porque podría ser acusado de estafa.

 -Apunto que en la historiografía del arte, es réplica cuando un artista se copia a sí mismo. Cuando es otro artista el que reproduce fielmente una obra, se denomina copia. En este caso, si el galerista se atribuye la autoría de la reproducción, como es el caso, es una copia, firmada, pero copia al fin-.

Pero Schwarz no es experto sólo en Duchamp sino también en Cábala y Alquimia[7], es decir, en la tradición esotérica judía. ¿Tendrán algo que ver los objetos soeces de Duchamp con la Cábala judía? Como ya señalé en mi ensayo Arte, profanación y magia negra, en mi opinión llevar a contemplar una letrina como arte es una suerte de magia negra acometida contra el pueblo incauto e ingenuo con la intención de dañarlo.

¿Y qué dicen los expertos franceses?
Según el Catálogo razonado de Jean Clair[8], la 1ª versión del urinario del artista se perdió (por supuesto, ya que no era suya); la 2ª fue la de Sidney Janis (galerista jázaro de Nueva York), de 1951 y la 3ª versión son las 8 réplicas numeradas y firmadas, de la misma Galería Schwarz.

 Si creemos a Jean Clair,  sólo habría entonces 9  “auténticas réplicas” del urinario, sin embargo, hoy en día, hay 10 que se encuentran en los museos de París, Londres, Estocolmo, Ottawa, Kyoto, Tel Aviv, Roma, San Francisco, Filadelfia y Bloomington, Indiana. ¿Cuál de ellas es la obra falsa? Mi respuesta es sencilla: todas son una falsificación desde el minuto uno.  

Y si añadimos que algunos dicen que hay hasta 16 ejemplares del urinario en otras galerías….

Ahora, podríamos preguntarnos:
 ¿por qué no hubo ninguna versión del urinario antes de 1951?
¿No quedamos en que es una obra importantíiiisima creada en 1917?
 ¿Puede estar una obra fundamental perdida durante casi 40 años y que nadie lo diga en los libros? Curiosamente, ningún experto menciona este bache, esta ausencia en la historia de la cosa y siempre hablan del objeto como si, desde 1917, hubiera siempre sido venerado cual icono sagrado.

Y también ¿Cómo supo el galerista Janis que convenía hacerse con uno, casi 13 años antes del super experto coleccionista Schwarz?

El caso del Botellero nos va a ayudar a ver con más claridad todo esto.

Ver las imágenes de origen

 El botellero, aparato para secar las botellas antes de llenarlas de vino que Duchamp compró en unos grandes almacenes parisinos.

Según Jean Clair en su muy serio Catálogo razonado, afirma que el Botellero tuvo 5 versiones: 
la 1ª dice que es del autor, de 1914; 
la 2ª sería la del coleccionista Robert Lebel de ca.1921 (quién probablemente  fue rápidamente a los grandes almacenes del Hotel de Ville para poder decir que tenía un Duchamp de 1914); 
la 3ª versión sería la del fotógrafo y amigo de Duchamp, Man Ray.  De ¿1917? Noooo. La de Man Ray es de………… ¡1961!, que es cuando se maquina toda la fama a posteriori del surrealista Duchamp de los años 20; 
La 4ª versión es de Rauschenberg, del mismo 1961.
La 5ª de Ulf Linde, y se encuentra hoy en el Moderna Museet de Estocolmo, de 1963.
 Y, finalmente, las 8 réplicas, numeradas y firmadas, de Arturo Schwarz, en 1964.

Es decir, que habría en el mundo 13 versiones auténticas del Botellero.

Observamos de nuevo, que la moda del Duchamp dadaísta se dispara en los años 60. Pero aquí, al menos, dicen que tenemos el Botellero original de 1914  y la de su amigo Lebel quien se hizo con un botellero en los años 20.

¿Por qué se puso de moda tener un urinario de repente? De repente, todos quieren uno.
Sería interesante saber si, cuando Janis adquirió su versión en 1951, lo hizo público o lo mantuvo discretamente en la trastienda....

¿Por qué tuvieron que esperar a 1961 para hacer todas esas versiones?
¿No quedamos en que era la obra más importante del siglo? Pues, probablemente porque había que esperar a...... que muriera su autora, la Baronesa Elsa, y probablemente otras personas que conocían la historia y podían destapar la liebre. Métodos mafiosos.

En su Biblia,  Schwarz, en el artículo referido al Botellero[9], cita la carta del artista a su hermana Suzanne (15.01.1916)  en la que le dice que hay un botellero en mi estudio, llévatelo y firma en la base con pintura blanca plata “(D’après) Marcel Duchamp”) porque dicha misiva certifica la autenticidad de la autoría. Sin embargo, en su artículo sobre el urinario (p. 648), no cita la carta donde Marcel se refiere al urinario, cuando esta carta se encuentra unas páginas más adelante en el mismo libro. La omisión no puede ser más flagrante y deliberada.[10],

La razón de este olvido es muy sencilla de entender: en base a esa información, Schwarz podría ser acusado de estafa continuada, falsificador, conspirador para alterar los precios de las obras... dado que su libro se reeditó dos veces después de que se publicara la correspondencia de Duchamp en 1983.

Y como algo tenía que escribir en su Biblia sobre la letrina, para marear la perdiz y aportar una supuesta prueba de la autoría, Schwarz adorna la cosa con una historia, probablemente cocinada por el propio Duchamp y sus amigos, donde cuenta que, estando almorzando alegremente en casa de sus anfitriones neoyorquinos, los Arensberg, el francés contó que había tenido la idea de exponer un urinario como escultura en el certamen de artistas independientes de 1917; Walter Arensberg y Josef Stella quedaron encantados con la propuesta y, acto seguido, salieron todos a comprar el sanitario a la tienda J.L Mott Iron Works. Schwarz añade que otra amiga y coleccionista, Beatrice Wood (amiga y coleccionista del francés), precisó que ella también había sido testigo del “evento”.

Según el mismo Schwarz existe otra versión más, la de Rudi Blesh, quien narró que al enterarse del rechazo de la obra, Walter Arensberg se dirigió a las salas del certamen,  informó que quería ver la obra para comprarla, que como nadie sabía nada, la encontraron detrás de una mampara, que pagó lo que le dijeron y se la llevó, atravesando ostentosamente toda la galería con el rechazado mingitorio. 

Si la otra historia es pura fantasía, ésta de Rudi Blesh ya es el despiporren, como diría Forges.

Es muy extraño que un galerista y coleccionista tan afín a Duchamp narre una historia tan peregrina en su Biblia, dado que de todos es sabido que el urinario original se perdió, y si lo hubiera adquirido Arensberg en 1917, hubiera estado a buen recaudo con las otras piezas de su colección de Duchamps

El añadido de Rudi Blesh por parte de Schwarz deja en evidencia que no busca la verdad sino enmarañar al lector a la par que le da cierto pedigree excitante a la cosa.
El articulo de Schwarz demuestra que no sólo Duchamp mintió, sino que fueron varios los que se pusieron de acuerdo para tramar la impostura: los Arensberg, Josef Stella, Beatrice Wood, Rudi Blesh así como todo el directorio del MoMA con Alfred BArr a la cabeza, de la fundación Salomon Guggenheim y, como no, Peggy Guggenheim, que fue su amante; así como Alfred Stieglitz el primero que fotografío la cosa y el propio Schwarz que lleva toda la vida lucrándose de la impostura.

Ahora que sabemos la verdad, que la idea del urinario fue de la Baronesa Elsa ¿cómo se puede seguir contando semejantes bulos durante casi 40 años?

Como podemos ver, en la literatura oficial del arte moderno, los expertos no sólo son juez y parte, sino que se comportan como estafadores profesionales que encubren sus mentiras con más mentiras, y sin el menor sonrojo. Escriben catálogos, dan conferencias, hacen las réplicas, venden las obras, asesoran a las galerías y se lucran con cada subasta. Y tal vez también, amordazan a los que quieren contar la verdad. Me sorprendería que Irene Gammel hiciera una brillante carrera en el mundo académico del arte si pretende que se sepa la verdad sobre este asunto.

Muchos expertos del arte vendrán a argumentar que poco importa quién es el autor, que lo que importa es LA IDEA. Si la idea es lo importante, ¿Por qué empecinarse en esconder al verdadero autor? ¿ por qué no decir que fue Elsa en lugar de Marcel?

El problema es que Elsa no era caballo ganador de la cuadra jázara, y nadie apostó por ella. De hecho, esta artista transgresora y original donde las haya, es una completa desconocida, incluso en las facultades y entre los expertos. Y seguirá siéndolo, porque si se promocionara su figura, se acabaría sabiendo lo que descubrió Gammel: que fue Elsa la que presentó el urinario en 1917.


Duchamp, colaborador consciente de la estafa

Pasemos ahora a ver cómo el propio Duchamp hablaba de esa idea tan genial.

Entrevista al diario francés “L’Express”, Duchamp a Otto Hahn el 23 julio de 1964:

“Mi fuente-urinario partía de la idea de hacer un ejercicio sobre la cuestión del gusto: elegir un objeto que tiene la mayor posibilidad de no ser amado. Un urinario, hay muy poca gente que encuentre eso maravilloso. Porque el peligro está en el deleite estético. Pero se puede hacer que la gente se trague cualquier cosa, y es lo que ha ocurrido.” [11]

Cuatro frases que no tienen desperdicio.

1.     Duchamp afirma que la obra es suya. Miente descaradamente, porque probablemente no sabía que algún día se publicarían las cartas a su hermana.

2.     La llama fuente-urinario, es decir, que no deja de ser un urinario para él. Algunos dicen que el título de Fuente no es de Duchamp, sino que se lo puso el que primero fotografió la cosa, Alfred Stieglitz.

3.     Reconoce que la obra es simplemente una provocación al público para molestarlo al llevarlo  a los límites del buen gusto.

4.     Deja claro que no quiere que el público disfrute con el deleite estético, que eso es un “peligro”. Esto  define la intención deliberada de crear un anti arte, desagradable, que moleste al público y le impida disfrutar de la belleza. Afirma sin argumentar que el deleite estético es peligroso. ¿Peligroso? ¿para quién? ¿será que el deleite estético empodera al pueblo? ¿Vuelve al espectador poderoso, luego peligroso? Lo que me queda claro es que la contemplación del arte basura destruye al ser humano.

5.     Reconoce que la pieza es una tomadura de pelo deliberada. Que es fácil hacer tragar al público cualquier cosa, y que lo ha conseguido.


 Conclusión

El estudio del caso de la cosa aporta fuerza a la sospecha que, desde el final de la Segunda Guerra Mundial, todo la cúpula del arte, universidades, galeristas, grandes medios de comunicación están confabulados para imponer y mantener una serie de mentiras con las que, por un lado, se lucran sustanciosamente, y por otro, desprecian al público, buscando  suprimir el deleite estético, llevándolo  a contemplar objetos infectos como si fueran excelsas piezas de gran valor artístico.
La historigrafía oficial del arte del siglo XX parece estar fabricada por un grupito de galeristas y artistas, conchabados con coleccionistas millonarios, casi todos jázaros, para encubrir los plagios y las falsificaciones.


Si la hazaña del urinario era la descontextualización de la obra que le concede un nuevo significado en una galería de arte ¿por qué no eligieron la rueda de bicicleta sobre taburete o el botellero? Muy simple: porque contemplar una rueda atornillada a un taburete o un botellero no daña moralmente al espectador, mientras que hacer contemplar una letrina mientras afirmas que es una obra maestra sí que arrastra al espectador hacia lo bajo y soez, que es precisamente lo que quieren.

La tan cacareada obra señera del Siglo XX es una impostura y una reconocida tomadura de pelo por su promotor.

 ¿Hasta cuándo vamos a permitir el desprecio de las mal llamadas autoridades académicas?








[1] SRB, nov 2014,  https://www.scottishreviewofbooks.org/2014/11/how-duchamp-stole-the-urinal/
[2] GAMMEL Irene, Baroness Elsa: Gender, Dada, and Everyday Modernity—A Cultural Biography. Cambridge: MIT Press, 2002.
[3] Juan Antonio Ramírez publicó en 1993 su ensayo Duchamp, el amor y la muerte incluso (Siruela), sin hacer mención alguna a las cartas de Duchamp a su hermana, y vuelve a repetir la cantinela oficial: el urinario fue presentado por Duchamp a la primera exposición de las Sociedad de Artistas Independientes en 1917, de cuyo comité formaba parte y que al ser rechazado, dimitió. Y todo esto lo afirma sin referencia bibliográfica alguna.
[4] Affctt Marcel.The Selected Correspondance of Marcel Duchamp, Francis M. Naumann & Hector Obalk, Thames &Hudson, 2000, p. 47.
[5] La BBC insiste en remachar la impostura: Duchamp's Urinal tops art survey", BBC, 1 diciembre 2004, http://news.bbc.co.uk."Un urinario, la obra más influyente del siglo XX", 2 diciembre 2004, elpais.com.
[6] SCHWARZ Arturo, The Complete Works of Marcel Duchamp, Delano Greenidge ed., New York, 2000. P. 615.
[7] SCHWARZ Arturo, Kabbalah and Alchemy, Jason Aronson Inc, 2001.
[8] CLAIR, Jean, Marcel Duchamp, Catalogue Raisonné, Musée National d’Art Moderne, París, 1977. 
[9] SCHWARZ Arturo, The Complete Works of Marcel Duchamp, Delano Greenidge ed., New York, 2000. P. 615.
[10] Affctt Marcel.The Selected Correspondance of Marcel Duchamp, Francis M. Naumann & Hector Obalk, Thames &Hudson, 2000, p. 615.

[11] Otto Hahn, L’Express,   nº 684, 23 julio 1964.

--------------------
He sido condenada por algo que no hice. Haz clic aquí si quieres saber lo que me ha pasado.

Si me quieres ayudar a pagar un multa totalmente injusta que suma 31.200 euros,

te estaré eternamente agradecida.

Mi cuenta de paypal es nomoriridiota@gmail.com

mi número de cuenta bancaria:
BANCO BBK: C/C ES26 2095 0467 70 9105 239479


Para otros medio de pago, escríbeme a nomoriridiota@gmail.com 

Muchas gracias de antemano por vuestra ayuda y cariño.