viernes, 10 de junio de 2011

Félix Rodrigo desvela otra gran mentira de la historia: la destrucción del mundo rural por el Estado

¿Por qué hemos llegado hasta aquí? ¿Por qué vivimos en ciudades agobiantes, lejos de la naturaleza, atenazados por la necesidad imparable de dinero, sometidos a impuestos injustos que financian a un estado corrupto y a sus políticos, controlados por un sistema fiscal y financiero y hasta en nuestros pensamientos por la TV, vía mail, Facebook y móvil, en un control  que no tiene fin?
¿No es nuestra vida completamente absurda?


Vivimos de lo que comemos, y esto nos lo da la Tierra. Nos lo da, nos lo regala, pues a ella no le pagamos. Ni si quiera se lo agradecemos. ¿Puede haber entonces algo más importante que la tierra?  Esto no se dice ni se escucha nunca, ni en casa ni en la escuela y aún menos en la publicidad. Podemos vivir sin móvil y sin ordenador - te lo juro por Snoopy - pero no podemos vivir sin comer. No se nos dice lo importante que es amar y cuidar la Tierra de la que venimos, de la que vivimos y a la que regresaremos cuando nos toque.


Este alejamiento de la naturaleza no es casual: forma parte de todo este montaje en el que vivimos, forma parte del proceso de esclavización al que estamos sometidos.Y viene de lejos.


¿Por qué se nos ha enseñado que la gente del campo es pobre e inculta? Y que la cultura viene de las ciudades, en las que está la educación, la inteligencia y la sabiduría.
¿por qué siempre se nos ha presentado el campo como algo sin mayor interés, atrasado y primitivo, que sólo sirve para que paste el ganado y para pasear el fin de semana con el 4x4?


¿Cómo puede ser que la Tierra que nos da la vida sea denostada, ignorada y sólo explotada ?¿por qué se nos ha separado de nuestra madre ? A veces pienso que este es el significado de la imagen bíblica de la Expulsión del Paraíso. El ser humano era feliz cuando vivía en contacto y armonía con la Naturaleza, luego vinieron los ángeles malos con sus armas de acero y nos convirtieron en sus esclavos.


Recomiendo la escucha de este vídeo, que es un poco largo pero que podemos escuchar mientras hacemos cosas manuales 
http://vimeo.com/24452852
El autor, Félix Rodrigo, apoyándose en datos, no en teorías, desmonta una a una todas las mentiras en relación al campesinado bruto e inculto y describe cómo ha sido falseada la historia: el mundo rural, que funcionaba en sistemas de asambleas populares y al margen del dinero, fue destruido  por los políticos urbanitas al servicio de un Estado centralizado, depredador y capitalista.


Un ejemplo, ir al minuto 50:

En la edad media,  el mundo rural era una sociedad dual basada en dos poderes: corona y concejo, era una sociedad de doble poder, el del pueblo y el de la corona. El proceso de desintegración de esta sociedad dual se inició en el siglo XIV, fue muy lento y culmina en el siglo XVIII con la Ilustración. (Otro día hablaré de la mentira del Renacimiento, que también tiene su miga)
En los colegios se nos da una imagen maravillosa de la Ilustración. Cuando la Ilustración es una ideología de estado, para reforzar el poder del estado a costa del poder popular. Jovellanos fue un ministro de Carlos IV que planificó un proyecto para destruir esta sociedad y redactó el conocido como Informe de Ley agraria de Jovellanos en 1795. Esta ley culminó la destrucción de las costumbres asamblearias populares de la sociedad rural que funcionaba con  el sistema de  concejos en los pueblos.

Más adelante, los maquis fueron en realidad un movimiento de resistencia del mundo rural a la imposición del sistema capitalista. Este movimiento de defensa de la vida en contacto con la naturaleza en pleno siglo XX no tiene parangón en Europa.

¡No te lo pierdas, su opinión sobre Valle Inclán, Machado, Luis Buñuel y Ortega y Gasset no tiene desperdicio!

2 comentarios:

  1. Gracias , no lo conocía , lástima que no se localize la pate 2 ( el link de trinity no funciona )

    ResponderEliminar